Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un grupo internacional de científicos identifica una región en el cromosoma 11 que podría tener relación con el autismo

Los expertos creen que el hallazgo posibilitará en el futuro nuevos tratamientos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 19 febrero de 2007
Una región en el cromosoma 11 podría estar vinculada con el autismo, según los resultados de un ambicioso proyecto en el que participan un grupo de 120 científicos de 19 países para descubrir las posibles causas genéticas de este trastorno. Además, un gen llamado neurexin 1, perteneciente a un grupo de genes que participa en la comunicación de mensajes entre células, podría estar también relacionado, según publican en "Nature Genetics" expertos del "Proyecto Genoma del Autismo".

Para llevar a cabo este trabajo, los investigadores observaron a un total de 1.200 familias con uno o más de sus miembros autistas para analizar si compartían rasgos genéticos. Aunque se considera que la genética está implicada en algunas formas de autismo, los científicos siguen intentado descubrir los genes que podrían inducir a la enfermedad, que se manifiesta a través de problemas de comunicación, dificultad para las relaciones sociales y el desarrollo de obsesiones.

El análisis de ADN de las familias para ver si presentaban similitudes y si mostraban variaciones genéticas específicas se realizó mediante diferentes técnicas. Si bien esas anomalías son bastante comunes y no necesariamente perjudiciales, hay pruebas que sugieren que pueden contribuir a aumentar el riesgo de autismo cuando afectan a ciertas áreas.

Este proyecto representa "un nuevo comienzo" en la investigación del autismo y será una valiosa fuente de información para expertos en todo el mundo, indicó Bernie Devlin, de la Universidad de Pittsburg, en Estados Unidos. "Esperamos que el acceso a las herramientas y la información desarrolladas a través de este estudio ayude a los investigadores a profundizar en las causas del autismo", añadió el científico. Por su parte, Jonathan Green, de la Universidad de Manchester, en el Reino Unido, dijo que los resultados obtenidos "son un paso en el camino para hallar nuevos tratamientos en el futuro".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones