Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un hospital de Albacete aplica una técnica pionera en España para tratar patologías cervicales

Consiste en implantar una prótesis en el disco intervertebral que no implica la fijación de las vértebras

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 15 octubre de 2002
El servicio de neurocirugía del Complejo Hospitalario de Albacete está aplicando una nueva técnica quirúrgica para el tratamiento de patologías de la columna cervical, que consiste en implantar una prótesis en el disco intervertebral que no implica la fijación de las vértebras, de ahí que permita mantener la capacidad funcional de la columna cervical, es decir, su movilidad.

Con la incorporación de esta técnica, pionera en España, el Complejo Hospitalario de Albacete pretende convertirse en centro de referencia a la hora de implantar este tipo de prótesis e, incluso, para formar a otros profesionales, según explicó el jefe del servicio de neurocirugía, el doctor Vicente Calatayud.

Para llevar a cabo esta intervención es necesario realizar, en primer lugar, un estudio de la zona afectada mediante TAC Cervical, para realizar un cálculo del ángulo de la columna y del tamaño de prótesis que se requiere. Hasta el momento se ha realizado en tres ocasiones esta intervención en el hospital albaceteño, señaló Calatayud.

En cuanto a la intervención quirúrgica, ésta se realiza efectuando un abordaje por vía anterior de la columna cervical, para quitar el disco herniado que será sustituido por una prótesis de poliuretano que lleva además dos láminas de titanio. Posteriormente, es necesario acoplar unas barreras laterales a la mesa quirúrgica que sirvan de soporte a la estructura necesaria para después colocar la prótesis.

Toda la operación está guiada mediante Rayos X, con la finalidad de que la toma de medidas y la comprobación de éstas, antes de colocar la prótesis, sea totalmente precisa, de ahí que también se requiera un instrumental muy aparatoso, aunque la intervención no se prolonga mucho más que la de una cirugía normal.

Esta técnica se aplica fundamentalmente a patologías como las hernias discales cervicales, sin embargo no en todas las situaciones, sino que se requiere que la columna no tenga lesiones anatómicas añadidas, que no sean traumáticas y que no tengan un componente degenerativo artrósico grande.

Con la implantación de esta prótesis se consigue mantener las funciones dinámicas de la columna cervical, con lo que el paciente, además de no tener que llevar collarín, mantiene las propiedades funcionales de la columna como si no se hubiera operado.

Por contra, la técnica habitual, que sigue estando vigente, condiciona la fijación de dos o más vértebras, por lo que puede conllevar una limitación de movilidad en el segmento cervical afectado y una sobrecarga de trabajo para el resto.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones