Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un hospital mexicano trata con éxito enfermedades cerebrales mediante técnicas de estimulación eléctrica

Según los doctores, la neuroestimulación permite controlar o hacer desaparecer la epilepsia y los movimientos involuntarios que causa el Parkinson

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 agosto de 2006
La Secretaría de Salud de México ha informado que la Unidad de Neurocirugía Funcional Estereotaxia y Radiocirugía del Hospital General de México ha probado con éxito el tratamiento de ciertas enfermedades cerebrales a través del uso de electrodos para emitir impulsos eléctricos a los cerebros de los pacientes.

Este tipo de neuroestimulación se basa en "introducir electrodos dentro del cráneo y conectarlos a marcapasos colocados por debajo de la piel en el tórax o el abdomen", para así "obstruir los núcleos o alterar las funciones de ciertas áreas del cerebro dañadas".

En concreto, la fuentes de la Secretaría de Salud mexicana citan que con esta técnica se ha logrado el "control o desaparición" de enfermedades cerebrales y disfunciones motrices que son "imposibles de controlar con medicamentos o cirugía".

Implantando estos dispositivos es posible estimular diferentes áreas cerebrales sin lesionarlas y de esta manera se pueden tratar "crisis epilépticas y otras enfermedades crónicas".

Los cirujanos se valieron de la tomografía y la resonancia magnética "para una localización precisa de la zona cerebral donde se quiere hacer la estimulación". Según los doctores esta técnica permite "controlar o hacer desaparecer la epilepsia", ya que se bloquea la transmisión de los potenciales eléctricos que se generan en el cerebro y que causan las crisis convulsivas.

Este tratamiento puede emplearse también para controlar los movimientos involuntarios que causa el Parkinson y otros problemas derivados, como la rigidez muscular o los problemas de equilibrio. De la misma forma piensan que la neuroestimulación puede servir para calmar el dolor crónico en pacientes sometidos a cirugías de columna vertebral, "bloqueando la transmisión de los impulsos que lo causan".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones