Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un juez de EE.UU. admite una nueva demanda colectiva contra varias tabacaleras

Acusan a estas empresas de mentir sobre los efectos perjudiciales de los cigarrillos "light"

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 26 septiembre de 2006
La justicia estadounidense aceptó ayer una nueva demanda colectiva contra varias tabaqueras, en este caso acusándolas de mentir sobre el daño causado por los cigarrillos "light" o "suaves", lo que podría costarle a estas empresas hasta 200.000 millones de dólares.

En una decisión justificada a lo largo de 1.000 páginas, el juez Jack Weinstein, del tribunal federal de Brooklyn (Nueva York), aceptó así una demanda presentada inicialmente en 2004 y fijó para enero la selección del jurado.

La demanda "Schwab" -conocida así por el nombre de una de las demandantes, Barbara Schwab- se ha planteado contra Philip Morris, Reynolds, British American Tobacco, Liggett, Brown and Williamson y Lorillard, estimando que todas ellas engañaron a los consumidores sobre los efectos perniciosos sobre la salud de los cigarrillos "light" para mantener sus niveles de ventas.

"Casi 50 millones de personas integran esta demanda colectiva", explicó Michael Hausfeld, uno de los abogados que representan a la parte demandante. "Pedimos entre 100.000 y 200.000 millones de dólares en daños, lo que corresponde al monto de los ingresos percibidos con los cigarrillos 'light' desde el año 1971 -fecha en que este tipo de productos comenzaron a ser comercializados en EE.UU.- hasta hoy mismo", precisó a los medios Hausfeld.

Paralelamente, "vamos a solicitar a las comisiones de regulación de los 50 Estados estadounidenses que retiren o suspendan las licencias sobre el tabaco de todos estos fabricantes", manifestó el letrado.

Una decisión que aspiran a que se aplique no sólo en los denominados "light", sino "para todos los tipos de cigarrillos". Como se trata de una demanda colectiva, cualquier persona que compró cigarrillos etiquetados como "light" tras el inicio de su comercialización podrá participar en la denuncia.

Alternativa de bajo riesgo

Según Hausfeld, las tabacaleras han estado utilizando una estrategia de ventas que presentaba los cigarros "light" como una alternativa de bajo riesgo para los fumadores, a pesar de que contaban con documentos que demostraban que los riesgos eran similares a los del tabaco "normal".

"Sabían que estaban vendiendo muerte. La cuestión era cómo disfrazarlo, así que pusieron la etiqueta 'light'", dijo el abogado, tras mencionar un estudio que revela que el 90% de los fumadores que en las últimas décadas fumó "light" lo hizo pensando que sería mejor para su salud.

Por su parte, los abogados de las tabacaleras aseguran que la demanda presenta irregularidades en las fechas y no debería ser considerada como colectiva. Además, argumentan que es imposible conocer las motivaciones por las que los fumadores consumían tabaco "light".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones