Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un juzgado madrileño admite a trámite una denuncia contra Sanidad por permitir los compuestos tóxicos del tabaco

La Sala considera que "los hechos denunciados pueden ser constitutivos de infracción penal", afirma la Asociación el Defensor del Paciente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 16 octubre de 2003
Una denuncia interpuesta por la Asociación el Defensor del Paciente (Adepa) contra el Ministerio de Sanidad y Consumo por permitir los compuestos tóxicos del tabaco ha sido admitida a trámite por el Juzgado de Instrucción Número 23 de la Plaza de Castilla de Madrid, según informa la propia Adepa en un comunicado.

El juez Julio López, del citado Juzgado, "ha determinado que los hechos denunciados pueden ser constitutivos de infracción penal, por lo que se abrirán diligencias", señala la Asociación, que acusa al departamento que dirige Ana Pastor de presuntos delitos de lesiones y homicidios por imprudencia, "al autorizar los elementos químicos perjudiciales del tabaco".

Según la Adepa, Sanidad conoce "desde hace largos años" los riesgos para la salud que conlleva el consumo de cigarrillos y además ha obligado por ley a los fabricantes a incluir en las cajetillas advertencias sanitarias.

El Defensor del Paciente adjuntó a la denuncia las siguientes advertencias incluidas por Sanidad en el etiquetado del tabaco: "El humo contiene benceno, nitrosaminas, formaldehído y cianuro de hidrógeno"; "Fumar puede matar"; "Fumar obstruye las arterias y provoca cardiopatías y accidentes cerebrovasculares"; y "Fumar perjudica gravemente su salud y la de los que están a su alrededor".

Para la Adepa, estas advertencias ponen de manifiesto que el Ministerio es consciente de que el tabaco comercializado en España contiene elementos químicos nocivos para la salud, "que pueden lesionar e incluso provocar la muerte de los ciudadanos que lo consuman". Por este motivo, entiende que Sanidad comete una "falta de diligencia" al no impedir que dichos productos estén libres de los citados elementos químicos.

A partir de ahí, el colectivo advierte del "consentimiento o dejación de funciones" de Sanidad y del "peligro generado por las acciones y omisiones". "Los perjudicados (fallecidos o lesionados) lo son por el consumo de tabaco", subraya la denuncia.

Por otra parte, la Asociación solicita al juez que retire de la circulación las citadas advertencias sanitarias, como medida cautelar, "dada la alarma social que se está produciendo" por su inclusión en las cajetillas de tabaco.

El comunicado de la Adepa concluye diciendo que Sanidad "debe proteger la salud de los ciudadanos limpiando y no advirtiendo del peligro de los aditivos que contiene el tabaco".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones