Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un nuevo aceite demuestra su eficacia contra la ateroesclesoris y la hipertensión

Se podría usar para la elaboración de alimentos con capacidad de prevenir y tratar estas enfermedades

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 22 enero de 2009
Los residuos de la aceituna una vez extraído por presión el aceite de oliva virgen han servido a investigadores de la Universidad de Zaragoza y del Instituto de la Grasa de Sevilla para desarrollar un nuevo aceite que se ha mostrado eficaz contra la ateroesclesoris y la hipertensión. Aunque se asemeja al de orujo al obtenerse del mismo tipo de residuos, este aceite es más seguro porque se extrae mediante una centrifugación muy fuerte y no con disolventes orgánicos, según explicó el científico Jesús Osada, de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Zaragoza.

Además ha mostrado su eficacia, en su experimentación con animales, contra la ateroesclesoris al retardar la aparición de la enfermedad, disminuyendo la presencia en sangre de triglicéridos, lipoproteínas y leucocitos. La aterosclerosis se caracteriza por el depósito e infiltración de sustancias lipídicas en las paredes de las arterias de mediano y grueso calibre, provoca la inflamación de las mismas y se asocia a complicaciones como la obesidad, la hipertensión, la diabetes o la hiperglucemia. Este aceite efectúa también un control "muy importante" de la presión arterial, añadió Osada.

Se trata de un aceite con las mismas propiedades organolépticas, en cuanto a color, densidad u olor, que el resto de aceites, aunque sería el "hermano pobre" al ser el residuo de lo que queda del de oliva. Las propiedades del nuevo aceite, ya patentado en España y en Europa, se han comprobado en ratones modificados genéticamente para que tuvieran ateroescleosis y en una rata con tensión alta, explicó el investigador. Los científicos no observaron cambios en el peso corporal de los ratones ni en el de su hígado, lo que ha descartado efectos secundarios del enriquecimiento en contenido graso de las dietas.

Ahora se están evaluando sus propiedades en humanos, en la Universidad de Reus, bajo la dirección de Jordi Salas, del Departamento de Nutrición, unos ensayos previos a su comercialización con un nombre que todavía no se conoce. Este aceite podría usarse para la elaboración de alimentos con capacidad de prevenir y tratar enfermedades y de medicamentos cuyo principio activo son ingredientes vegetales, además de como base para medicamentos concebidos específicamente para la arteriosclerosis.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones