Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un nuevo estudio descarta que el uso del móvil provoque cáncer

Este trabajo, el más extenso en la materia realizado hasta la fecha, no encontró relación

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 21 octubre de 2011
Un uso prolongado del teléfono móvil no provoca tumores cerebrales o en el sistema nervioso central, según un nuevo estudio danés publicado este viernes en la edición on line del "British Medical Journal". El trabajo, el más extenso en la materia realizado hasta la fecha, no encontró evidencias que pudieran demostrar un aumento del riesgo de desarrollar un tumor cerebral en los 358.403 usuarios de móviles que se estudiaron durante más de 18 años.

Los investigadores, pertenecientes al Instituto de Epidemiología del Cáncer de Copenhague (Dinamarca), recopilaron información hasta 2007. Analizaron los datos de toda la población danesa mayor de 30 años y nacida después de 1925. La población se dividió en usuarios y no usuarios de teléfonos móviles antes de 1995. Esta información se suministró por los operadores de telefonía móvil daneses y por el Registro Danés de Cáncer.

Este es el único estudio de seguimiento que ha investigado el uso del móvil y el cáncer hasta la fecha, para lo que se ha comparado el riesgo que tenían de desarrollar cáncer, desde 1982 hasta 1995, con el riesgo correspondiente del resto de la población adulta. También se realizaron revisiones en 1996 y 2002, tras lo cual no se encontraron evidencias de ningún tipo que demuestren un aumento del riesgo cancerígeno.

En total, se registraron 10.729 tumores en el sistema nervioso central entre 1990 y 2007. Cuando estas cifras se restringieron a la población que había utilizado el móvil durante 13 o más años, el porcentaje era prácticamente el mismo comparado con el que correspondía a la población que no usa el móvil. Los investigadores dicen que no han observado un aumento general del riesgo cancerígeno para los usuarios. "El prolongado seguimiento nos ha permitido investigar los efectos en personas que han usado el móvil durante 10 ó más años, y este uso prolongado no se asocia con mayores riesgos de desarrollar cáncer", concluyen.

"Sin embargo, como el aumento del riesgo, tanto leve como moderado, en grupos reducidos de usuarios muy activos durante períodos más largo que 10 ó 15 años, no puede descartarse, futuros estudios garantizarán un análisis más extenso, de tal manera que se minimicen los errores potenciales en la clasificación o en la parcialidad en la selección", añaden.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones