Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Un nuevo tratamiento logra prolongar la vida de los enfermos de cáncer hepático, según un estudio

La supervivencia media aumenta hasta cerca de los 16 meses, frente a los ocho o nueve habituales en estos pacientes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 30 noviembre de 2005
Investigadores del Centro de Oncología de la Universidad de Michigan (EE.UU.) han desarrollado un tratamiento de radiación centralizada que combinado con quimioterapia ha logrado prolongar la supervivencia de los enfermos de cáncer hepático. Hasta ahora, la cirugía ha sido la mejor forma de atacar este carcinoma, que causará este año alrededor de 667.000 muertes en el mundo.

El tratamiento consiste, a grandes rasgos, en centrar la radiación sobre el tumor y no en la totalidad del hígado, como se hace habitualmente. Al mismo tiempo, se aplica quimioterapia con 400 veces más medicina que una terapia convencional. "Esta combinación es suministrada con una fuerza intensa que la hace llegar directamente al tumor y limita la exposición del tejido normal a la radiación", señalan los científicos estadounidenses.

En el estudio, los pacientes recibieron radiación dos veces al día durante dos semanas junto con la aplicación continua de quimioterapia con el medicamento floxuritine, que fue suministrado mediante un catéter en la arteria que alimenta directamente al hígado. Tras un descanso de 14 días, el proceso se repitió durante otras dos semanas.

Terminado el tratamiento, estos pacientes lograron sobrevivir una media de 15,8 meses, cuando la supervivencia típica de enfermos de cáncer hepático es de entre ocho y nueve meses.

En la mayoría de los casos se trató a personas con cáncer en el conducto hepático o en el colon que se propagó al hígado. Todos ellos tenían en común que no eran candidatos a una cirugía y sus índices medios de supervivencia eran de ocho o nueve meses.

Con el nuevo método, los pacientes que sufrían cáncer en el hígado vivieron un promedio de 15,2 meses; los que presentaban cáncer en el conducto hepático, 13,3 meses, y los que tenían cáncer de colon, 17,2 meses.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones