Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Una de cada tres mujeres a partir de los 50 años experimentará una fractura asociada a la osteoporosis

Hoy se celebra el Día Mundial de esta enfermedad, que se puede prevenir con una dieta rica en calcio

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 20 octubre de 2008
En España hay más de tres millones de personas que padecen osteoporosis, en su inmensa mayoría mujeres. Esta enfermedad se ceba sobre todo con las féminas mayores de 50 años. Más de dos millones y medio de ellas sufren esta patología. Una de cada tres mujeres a partir de esta edad experimentará una fractura asociada a este trastorno.

Casi el 40% de las mujeres afectadas no sigue adecuadamente el tratamiento prescrito por su médico

La osteoporosis en las mujeres suele aparecer tras la menopausia, por la pérdida del efecto protector de los estrógenos, indicó el doctor Manuel Díaz Curiel, presidente de la Fundación Hispana de Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas Óseas (FHOEMO), con motivo de la conmemoración del Día Mundial de esta enfermedad, que se celebra hoy bajo el lema "Levántate y habla por tus huesos". Esta jornada insta a las autoridades mundiales a que la osteoporosis sea reconocida como una "prioridad de salud", de manera que se pueda asegurar su temprana detección.

Tan sólo en Europa, Estados Unidos y Japón se calcula que existen 75 millones de afectados. Este trastorno se produce por la disminución de la resistencia ósea y de la fortaleza del hueso. La fractura es, por tanto, la principal consecuencia de esta patología. Así, el 62% de las personas que padecen osteoporosis ha sufrido una fractura: 24% son de muñeca, el 22% vertebrales y el 14% de cadera.

En cuanto a la prevención de la enfermedad, el 84% de la población sabe que se puede prevenir con una dieta rica en calcio, pero todavía el 20% de los pacientes desconoce que la vitamina D es necesaria para que el calcio se fije en los huesos.

Según los expertos, en la actualidad existen dos vías complementarias para disminuir el riesgo de fracturas: el tratamiento farmacológico y el consumo de suplemento de calcio y vitamina D. Las densitometrías por ultrasonidos, un método sencillo e indoloro, permiten valorar la densidad de la masa ósea y detectar la enfermedad antes de que se produzca una fractura.

Infradiagnóstico

Este trastorno se produce por la disminución de la resistencia ósea y de la fortaleza del hueso

Pese a que se trata de una patología tratable, casi el 40% de las mujeres afectadas no sigue adecuadamente el tratamiento prescrito por su médico, según EPISER, el primer estudio español que evalúa este aspecto. "Las pacientes que cumplen correctamente con los tratamientos tienen mejor calidad de vida. De hecho, tienen un 25% menos de fracturas", dijo la doctora Cristina Carbonell, miembro de la Sociedad Española de Investigación Ósea y del Metabolismo Mineral (SEIOMM). La osteoporosis se enfrenta, además, al grave problema del infradiagnóstico, provocado sobre todo por el desconocimiento y despreocupación existente hacia esta patología y su prevención.

Las conclusiones del EPISER indican que la prevalencia general de la osteoporosis en la población mayor de 20 años es del 3,6%, aunque aumenta con la edad hasta llegar a un máximo del 30,2% en las personas mayores de 79 años. Tanto Díaz Curiel como Cristina Carbonell coinciden en que un diagnóstico y tratamiento precoz es la clave para evitar el avance de la enfermedad.

Contra la osteoporosis

Ejercicio: El ejercicio regular puede reducir la probabilidad de fracturas óseas asociadas con la osteoporosis. Los expertos dicen que los deportes más recomendables son caminar, footing, tenis, bailar, pesas, tai chi, yoga, bicicleta estática o máquinas de remos.

Dieta adecuada: Se debe seguir una dieta que tenga una cantidad adecuada de calcio, vitamina D y proteínas. Aunque esto no evita completamente la pérdida ósea, sí garantiza que habrá disponibilidad de sustancias que el cuerpo utiliza para la formación y el mantenimiento de los huesos. Los alimentos ricos en calcio son leche, yogur, helados, queso, tofu, salmón y sardinas, y verduras como espinacas. El médico puede además recomendar suplementos de calcio y vitamina D.

Vida saludable: Se recomienda evitar los hábitos poco saludables. Los especialistas aconsejan abandonar el tabaco, si se fuma, y limitar el consumo de alcohol, ya que el exceso de esta sustancia puede causar daño a los huesos y aumenta el riesgo de sufrir caídas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones