Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Una investigación revela que el cerebro tiende a arriesgar más cuanto más pierde al apostar

El hallazgo pone en duda la idoneidad de las decisiones de jugadores, bomberos o pilotos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 23 marzo de 2002
El cerebro tarda apenas un cuarto de segundo en averiguar si ha ganado o perdido en una apuesta y, en caso de perder, se arriesga más en la siguiente jugada, según revela un estudio sobre la anatomía del juego. La investigación, realizada por científicos de la Universidad norteamericana de Michigan, sugiere que, «en muchas ocasiones, nuestro cerebro se precipita en sus juicios».

Las pruebas realizadas con numerosos voluntarios, cuya actividad cerebral fue medida mientras adoptaban decisiones de riesgo, contradicen la creencia extendida de que después de una pérdida vienen las ganancias.

William Gehring y Adian Willoughby, psicólogos de la Universidad de Michigan, consideran que estos hallazgos no sólo son importantes para los casinos, sino también para el planteamiento del trabajo de policías, bomberos, pilotos de aeronaves o agentes bursátiles, entre otros colectivos.

«El cerebro evalúa rápidamente si las circunstancias son buenas o malas, y ese juicio influye en el modo en que reaccionamos a continuación», ha señalado Gehring.

Los economistas siempre han sostenido que las personas toman decisiones racionales, mientras que los psicólogos mantienen desde hace tiempo que los juicios humanos tienden a ser irracionales. Las conclusiones del estudio publicado por Science apuntan en esta última dirección.

Los investigadores se sorprendieron por lo rápido que actúa el cerebro en la toma de decisiones tras perder o ganar: aproximadamente, un cuarto de segundo. Los voluntarios en las pruebas, a quienes instalaron unos cascos con electrodos para registrar su actividad cerebral, tenían que elegir entre dos números, el 5 y el 25, lo que proporcionaba una luz roja, de pérdida, o verde, de ganancia. Después debían tomar una nueva decisión, que comportaba nuevas pérdidas o ganancias.

La actividad eléctrica medida en el cerebro está vinculada a las posibilidades de reaccionar ante una circunstancia determinada. Los investigadores comprobaron que esta actividad sólo se originaba por las pérdidas, y no por haber dejado de ganar una cantidad, pequeña o grande.

Etiquetas:

cerebro estudio juego

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones