Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Una joven paciente mexicana recibe un nuevo juego de corazón y pulmones

Los médicos se han asegurado esta vez por triplicado sobre la compatibilidad sanguínea

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 21 febrero de 2003
Jésica Santillán, la adolescente mexicana que hace dos semanas recibió en Estados Unidos un corazón y unos pulmones incompatibles con su grupo sanguíneo, ha sido sometida a un segundo trasplante en el centro médico de la Universidad de Duke (Carolina del Norte). Los nuevos órganos, procedentes de un menor de edad, fueron donados el miércoles e implantados ayer mismo en la joven durante una operación de casi cinco horas.

Antes de proceder con la segunda intervención a vida o muerte, el equipo médico de la Universidad de Duke se ha asegurado por triplicado sobre la compatibilidad sanguínea de estos nuevos órganos. Los médicos también se han cerciorado de que Jésica Santillán no había sufrido daños cerebrales irreversibles durante el gravísimo proceso de rechazo experimentado desde el primer trasplante realizado el pasado 7 de febrero. Por su enfermedad, la adolescente mexicana tiene un peso de 36 kilogramos y una altura de 1,57 metros.

Las últimas informaciones indican que la paciente se encuentra ingresada en cuidados intensivos pediátricos con su nuevo corazón latiendo sin ayuda de ninguna máquina. La adolescente mexicana de 17 años, que en busca de tratamiento para una gravísima cardiopatía emigró ilegalmente a Estados Unidos con su familia, se encuentra todavía inconsciente y sometida a respiración asistida. De acuerdo a las últimas previsiones, la paciente tendría un cincuenta por ciento de probabilidades de salir con vida de esta odisea.

En esta pesadilla, Jésica Santillán ha contado con el respaldo de un empresario norteamericano, Mack Mahoney, que inspirado por este caso ha establecido una fundación filantrópica ("Jésica Hope Chest"-www.4jhc.org.) para costear estos tratamientos multimillonarios.

Los trasplantes de corazón y pulmones son todavía poco habituales de la práctica médica, incluso en EE.UU. De hecho, una gran mayoría de pacientes en listas de espera para este tipo de intervenciones fallece antes de lograr órganos adecuados. Las estadísticas indican que un 70% de los enfermos que reciben estos trasplantes dobles sobreviven al menos un año.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones