Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Una nueva técnica permite fabricar prótesis a la medida de los pacientes

Especialistas reproducen las estructuras óseas para reparar la funcionalidad en personas con malformaciones, traumatismos o tumores

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 6 febrero de 2006
Un equipo de expertos del Departamento de Bioingeniería de la Clínica Ruber de Madrid ha empezado a reproducir las estructuras óseas del cuerpo humano para reparar la funcionalidad y estética de pacientes con malformaciones, enfermedades oncológicas o traumatismos, entre otros problemas. Tras varios años de estudio, el equipo de radiólogos e ingenieros, que dirige la doctora Marina de la Fuente, ha empezado a dar los primeros pasos en pacientes con defectos en cara y cráneo.

El nuevo sistema se apoya en distintas herramientas de diseño industrial y en técnicas de diagnóstico por imagen. Primero se obtiene por escáner la imagen de la zona que debe repararse. Esa información visual se reprocesa para obtener una imagen virtual en tres dimensiones y se envía a una máquina de "prototipado rápido", que obtiene una reproducción idéntica de la zona a implantar. A partir de este modelo físico, se construye la pieza que necesita el paciente. Los implantes se fabrican con materiales resistentes y compatibles con el organismo humano. "El resultado es una prótesis que se ajusta perfectamente al defecto sin alterar la estructura", señala Marina de la Fuente.

Las ventajas respecto a los sistemas tradicionales (mallas y prótesis de titanio e injertos de hueso) son significativas. El proceso reduce sensiblemente los costes de las prótesis de titanio y el implante no daña el hueso donde se apoya. Asimismo, mejora los resultados de los injertos de hueso del propio paciente, a quien es necesario lesionar otra zona del esqueleto para reparar el defecto.

En cirugías en las que resulta necesario extraer un tumor facial, los implantes personalizados también resultan menos agresivos. Su ventaja es que se pueden colocar en la misma operación de extracción del tumor. No sólo se reducen riesgos, sino que se evita el impacto psicológico de la mutilación.

"Hemos empezado tratando defectos craneofaciales porque es una de las zonas que más condicionan la calidad de vida del paciente y porque las estructuras a reproducir son más pequeñas y ofrecen mejores resultados", explica De la Fuente. Pero también se está valorando la posibilidad de desarrollar prótesis de cadera y mandíbulas completas. Los médicos madrileños trabajan con la Universidad Politécnica para obtener materiales que soporten las tensiones de estas zonas. "Si resisten los materiales, podríamos contar con prótesis que duraran toda la vida", concluye la experta.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones