Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Una nueva técnica permitiría crear un corazón artificial a partir de uno humano

Este avance podría revolucionar la cirugía cardiovascular de trasplantes

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 14 enero de 2008
Investigadores estadounidenses han desarrollado una nueva técnica que permitiría crear un corazón artificial a partir de uno humano al que se le han trasplantado células nuevas. Este avance podría revolucionar la cirugía cardiovascular de trasplantes.

Imagen: CONSUMER EROSKI

Según publicó la revista "Nature Medicine", la doctora Doris Taylor y su equipo de la Universidad de Minnesota vaciaron de células el corazón de ratones mediante un baño con detergente, lo que les permitió conservar el tejido estructural del órgano, incluidos vasos sanguíneos, válvulas y la geometría atrioventricular. Luego rellenaron esa estructura con células cardiacas recién formadas, a las que dejaron crecer en cultivos que simulaban la fisiología del corazón.

Bombeo

Cuatro días después, los científicos norteamericanos observaron la existencia de contracciones y, a los ocho días, detectaron un bombeo equivalente al 2% en un corazón adulto. Ahora les falta comprobar la efectividad en vivo de ese corazón artificial. "Cuando percibimos los primeros latidos nos quedamos boquiabiertos", relataba el doctor Harald C. Ott, coautor de la investigación.

Los investigadores señalan que se necesitarán aún años para aplicar esta técnica en seres humanos

La generación de un órgano de estas características no es fácil, ya que requiere reproducir la arquitectura cardiaca, que existan los componentes celulares adecuados y que funcione la actividad de bombeo.

La descelularización, clave de este proceso, consiste en extraer todas las células de un órgano, dejando sólo su estructura o matriz extracelular. Se lleva a cabo mediante tres lavados sucesivos del órgano con sustancias que actúan a la manera de "detergentes biológicos". "Es como si a un edificio se le eliminase absolutamente todo, salvo la estructura básica de pilares y vigas sobre la que se sustenta", explica Doris Taylor.

"Avance experimental"

El experimento fue repetido, también con resultados espectaculares, con un corazón de cerdo. Pese a todo, los investigadores insisten en que "se trata sólo de un primer avance experimental" y señalan que se necesitarán aún años para aplicar esta técnica en seres humanos. Una vez que se compruebe la funcionalidad de este método en vivo, con el transplante de un corazón bioartificial a un animal de laboratorio, "el objetivo será entonces desarrollar vasos sanguíneos u órganos completos que se generen mediante las células del propio paciente", dice Taylor.

Si esta prometedora técnica llega a buen puerto, la combinación de medicina regenerativa y transplantes, cuyas técnicas se han perfeccionado desde hace medio siglo, permitirá superar tres problemas de gran trascendencia: el rechazo, la escasez de órganos y el corto tiempo de supervivencia de éstos.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones