Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Una nueva vacuna protege al mismo tiempo contra la viruela y el ántrax

Los investigadores aseguran que el fármaco, que todavía no puede usarse en personas, es más seguro y efectivo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 8 octubre de 2010
Investigadores estadounidenses han combinado vacunas contra la viruela y el ántrax en una inmunización que podría proteger contra ambos gérmenes en caso de un ataque biológico. Los científicos aseguran que han mejorado ambas vacunas, ya que mantienen que las han convertido en más seguras, con una acción más rápida y más efectivas. No obstante, las autoridades federales de Estados Unidos tienen que aprobarlas antes de poder desarrollarse para su uso en las personas.

"A pesar de que hay disponibles vacunas aprobadas para la viruela y el ántrax, las insuficiencias asociadas con cada una de ellas generan preocupaciones graves sobre el uso de estas inmunizaciones, en especial, en el caso de un ataque bioterrorista que incluya a esos patógenos", escribió el equipo de Liyanage Perera, del Instituto Nacional del Cáncer.

La nueva vacuna doble puede deshidratarse por congelación -un proceso conocido como liofilización-, almacenarse y administrarse con rapidez cuando sea necesaria, señalaron los autores en "Proceedings of the National Academy of Sciences". Pruebas en ratones y conejos indicaron que la nueva vacuna combinada protegería mejor que cualquiera de las inmunizaciones más antiguas individuales contra la viruela y el ántrax, indicó el equipo de Perera.

La viruela se erradicó en 1979, después de una sostenida campaña global de vacunación, pero algunos científicos aseguran que la ex Unión Soviética había desarrollado virus de la viruela en armas biológicas que podrían haber caído en manos de gobiernos y grupos extremistas. El ántrax, por su parte, surge de forma natural, pero también puede desarrollarse como un arma letal. En 2001, poco después del ataque del 11 de septiembre en Estados Unidos, cinco personas murieron y más de una docena sufrieron lesiones debido a la contaminación de sobres con esporas de ántrax.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones