Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Una quincena de hospitales españoles participan en un ensayo para probar a qué mujeres con cáncer de mama se les puede administrar paclitaxel

Si se confirma la fiabilidad de este test genético, será posible la administración de quimioterapia "a la carta"

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 9 febrero de 2006
Un test genético para predecir la respuesta de las mujeres con cáncer de mama operable al tratamiento neoadyuvante (antes de la cirugía) con paclitaxel será probado en un total de quince hospitales españoles. Esta prueba, que también se lleva a cabo en otros países, permitirá identificar, a través de los genes presentes en los tumores, qué mujeres se beneficiarán más de la administración de paclitaxel y cuáles podrán ser tratadas con los regímenes tradicionales de quimioterapia.

"El futuro de la oncología pasa por identificar qué pacientes se van a beneficiar de cada medicina, porque, si no es así, los sistemas de salud públicos no podrán asumir el coste de los tratamientos", señaló el doctor Miguel Martín, presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM). Los regímenes de quimioterapia convencional no son igual de eficaces en todas las pacientes, por lo que es importante contar con herramientas que permitan seleccionar el tratamiento más óptimo para cada enfermo.

El ensayo clínico se ha diseñado para confirmar si el tratamiento con paclitaxel es más eficaz en los tumores que tienen un determinado perfil genético, es decir, si hay un mayor porcentaje de respuestas patológicas completas: desaparición del tumor en la mama y los ganglios linfáticos. De confirmarse la fiabilidad del test genético, supondría un importante avance en el tratamiento del cáncer de mama, ya que permitiría administrar quimioterapia "a la carta" a las mujeres con esta enfermedad.

El uso de regímenes con quimioterapia antes de la cirugía tiene dos ventajas principales. La primera es que permiten realizar más cirugías conservadoras de la mama gracias a que en un 80% de los casos se reduce el tamaño del tumor, mientras que la segunda es que si se administran los fármacos antes de extirpar el tumor, se puede ver qué ocurre con él y cuál es su sensibilidad a los medicamentos administrados, explicó Martín.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones