Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Salud y psicología

Una vacuna mejorada contra la meningitis podría acabar con las frecuentes epidemias de esta enfermedad en África

Genera niveles de anticuerpos casi 20 veces mayores que los obtenidos con otros preparados que se distribuyen actualmente

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 junio de 2007

La agencia sanitaria cree que esta vacuna, con el tiempo, podría reducir la incidencia de epidemias en los 21 países afectados del África subsahariana que constituyen "el cinturón de la meningitis". "La vacuna bloquearía la infección por el mortífero serogrupo A del meningococo, y de esa manera protegería a toda la población; este fenómeno se conoce con el nombre de 'inmunidad de grupo'", explica.

Los experimentos realizados en niños de 12 a 23 meses de edad en Malí y Gambia ponen de manifiesto que esta vacuna antimeningocócica conjugada es segura y genera niveles de anticuerpos casi 20 veces mayores que los obtenidos con la vacuna de polisacáridos (no conjugada) comercializada. Esto significa que la protección contra el serogrupo A del meningococo duraría varios años.

"Este importante estudio nos infunde la esperanza realista de que, gracias a la inmunización, se salvarán miles de vidas de niños, adolescentes y jóvenes adultos, y se evitarán frecuentes sufrimientos, enfermedades y trastornos socioeconómicos", declara Margaret Chan, directora general de la OMS.

El doctor F. Marc LaForce, responsable de la investigación, asegura que "en los próximos años será posible eliminar esas epidemias gracias a un uso extendido de la vacuna". "Las personas entre uno y 29 años de edad -añade- quedarán protegidas con una dosis única administrada en grandes campañas de vacunación masiva".

La meningitis es una de las enfermedades infecciosas más temidas del mundo. Obedece a una infección de las meninges (las membranas que envuelven el cerebro y la médula espinal). Aunque hayan recibido tratamiento con antibióticos, al menos el 10% de los pacientes mueren y hasta el 20% quedan con secuelas permanentes, por ejemplo retraso mental, sordera, epilepsia o una necrosis que obliga a la amputación de extremidades.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones