Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Ciencia y tecnología de los alimentos

Acciones frente a la gripe aviar

La OMS considera real el riesgo de una pandemia de gripe y señala que hay que tomar medidas y estar preparados para ello

img_aviar_p 2

La gripe aviar ha pasado de ser una enfermedad que preocupó a los consumidores de los países desarrollados a prestársele poca atención. Todo ello a pesar de que hace sólo 12 meses muchos consumidores dejaban de comer carne de ave. De hecho, se ha descrito recientemente un brote importante en el Reino Unido que ha afectado a miles de aves pero que no ha provocado una bajada significativa de las ventas de carne de pavo o pollo en España. No obstante, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como gran número de países consideran real el riesgo de una pandemia de gripe y señalan que hay que tomar medidas y estar preparados para ello.

Comer carne de pollo o huevos afectados por la gripe aviar no constituye ningún riesgo especialmente importante para la salud humana lo que muestra que se trata de un problema no vinculado a la seguridad alimentaria. Sin embargo, convivir con aves enfermas en pobres condiciones higiénicas, sacrificarlas sin las medidas de control y autoprotección adecuadas y la posterior manipulación o troceado de los animales para su cocción sí debe ser considerado un riesgo real para la transmisión de la enfermedad y para el salto del virus H5N1 de aves a humanos.

La información de la que se dispone actualmente indica que la mayoría de los casos humanos de gripe aviar confirmados hasta la fecha se han infectado durante el proceso de sacrificio y de manipulación casera de aves enfermas o muertas antes de cocinarlas. A ello se le añaden otros problemas relacionados con las condiciones de higiene y manipulación de alimentos contaminados, así como de superficies y utensilios de uso doméstico.

Debe tenerse en cuenta que el cocinado destruye el virus, pero sólo si la temperatura en el interior de la carne supera los 70ºC. Por este motivo los alimentos adecuadamente cocinados poseen una escasa capacidad de transmisión, lo que hace que la gripe sea difícilmente transmisible, en Europa, a partir de los alimentos, y que no exista ningún riesgo asociado al consumo de ningún ave, ni de productos derivados, si han sido sometidos a un proceso de sacrificio industrial, incluida su inspección sanitaria y posterior distribución.

Sacrificio y distribución de la carne de ave

Una vez que la vía alimentaria está bajo control, el problema que se plantea es el de la aparición de una pandemia por una mutación en el virusContrariamente a la situación de muchos países en desarrollo, la práctica más común es España es criar a las gallinas, capones o pollos en granjas para después ser sacrificados en el matadero, donde las aves deben sacrificarse en las mejores condiciones posibles, con el menor estrés posible y en ausencia de dolor. Para ello, se insensibilizan, normalmente por descarga eléctrica, y se sacrifican por desangrado. En el caso de que hubiese animales afectados por gripe que pudieran pasar a consumo el principal riesgo sería la manipulación en el proceso de sacrificio.

La principal vía de contagio es el contacto con la sangre de los animales infectados, lo que obliga a adoptar medidas preventivas para impedir la contaminación de los manipuladores. No obstante, el último brote en una granja de pavos en el Reino Unido ha planteado la reacción esperable en cualquier país de la Unión Europea. Es importante considerar que una vez que un animal se contagia quedará afectado un número importante de animales en un corto período de tiempo. Por tanto, debe aislarse la granja, sacrificarse todos los animales y destruir todos los cadáveres.

Medidas de prevención

La principal medida preventiva está, pues, en el sector primario, es decir, mientras las aves están en la granja. Sólo pasarán a la cadena alimentaria por un problema surgido al final del proceso productivo o por un envío ilegal de animales hacia matadero al inicio de un proceso. Es aquí donde la inspección de los animales a su llegada al matadero y previa al sacrificio juega un papel esencial. La llegada de animales enfermos al consumidor está muy limitada y es muy improbable; en el caso de que esto pasara, el peligro de una diseminación del proceso a los consumidores es posible.

A partir de esta situación, los consumidores han apreciado que la existencia de gripe aviar en el medio no implica la aparición de casos humanos, por lo que ha decrecido la alarma. Sin embargo, una vez que la vía alimentaria está bajo control, el problema que se plantea es el de la aparición de una pandemia por una mutación en el virus. Esto significa que el cambio en la estructura del virus le permitiría su paso de persona a persona, con lo que el riesgo estaría en el contacto directo entre humanos y no por el consumo de alimentos.

REACCIONES ANTE UNA PANDEMIA

Img gripe

En medio de las continuas preocupaciones por la potencial pandemia de una gripe, la Asociación Americana de la Salud Pública (APHA, en sus siglas inglesas) ha lanzado un modelo para consolidar el estado de preparación de la nación y asegurar así la salud y la seguridad de todas las personas. Entre las preocupaciones de la Asociación se encuentra el hecho de que EEUU y otros países puedan disponer de los recursos suficientes para poder responder ante un brote de gripe humana.

Existe una duda relacionada con la necesidad de que, si se diese un brote masivo, sí serían necesarias cuarentenas o cierres de escuelas, entre otras medidas. Esto implicaría problemas de abastecimiento y otros riesgos que aún no se han valorado. La pandemia se viene anunciando desde hace meses, pero se desconoce cuándo podría ocurrir y cuánto margen de tiempo se dispondría para afrontarlo. Quizás el cambio climático pueda estar retrasando la transmisión, aunque de lo que se trata es de continuar analizando la situación para que el impacto sea el menor posible.

Bibliografía

  • Anónimo. 2007. TAPHA's Prescription for Pandemic Flu, with all recommendations. http://www.apha.org/advocacy/policy/APHA+Prescription+for+Pandemic+Flu.htm
  • Anónimo. 2005. Medidas de higiene recomendadas para reducir la exposición a los virus en zonas con brotes de gripe aviar. FAO. www.fao.org
  • Lu X., Cho D., Hall H., Rowe T., Sung H., Kim W., Kang C., Mo I., Cox N., Klimov A. y Katz J. 2003. Pathogenicity and antigenicity of a new influenza a (h5n1) virus isolated from duck meat. J. Med. Virol. 69:553-559.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones