Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Aprobada una nueva norma que regula el etiquetado de vinos y mostos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 8 septiembre de 2003
El objetivo de la norma es establecer un marco básico y armonizado sobre etiquetado para las distintas categorías de vinos y mostos sin perjuicio del desarrollo concreto que puedan hacer las comunidades autónomas en virtud de sus competencias, especialmente en los relativo a las menciones facultativas, ya que las menciones obligatorias están reguladas en las citadas disposiciones comunitarias.

Estas disposiciones son aplicables a todos los tipos de mostos, vinos de mesa, vinos de mesa con indicación geográfica, vinos de licor, vinos de aguja y vinos de aguja gasificados, vinos espumosos, vinos espumosos gasificados y vinos de calidad producidos en región determinada de cualquier tipo, producidos en España, sin olvidar a los productos de otros países que se embotellen o envasen en nuestro país.

En uno de las capítulos se establecen las reglas comunes a todos los productos: uso de códigos en el etiquetado, indicación del número de registro de envasadores y de la razón social mediante un nombre comercial, identificación del contenido de los recipientes para almacenamiento y menciones relativas a la explotación agrícola de la que provenga el producto, al color y al tipo de producto.

Las normas aplicables a los diferentes mostos y vinos vienen especificadas en el resto de capítulos hasta completar los siete de los que consta el real decreto. Una disposición adicional especifica que las CC.AA. deberán facilitar al MAPA información sobre todas las acciones normativas que realicen en desarrollo de este real decreto, a través de la aprobación de condiciones adicionales de utilización de las menciones contempladas en los anexos o de la aprobación de nuevas menciones correspondientes a algunas de las indicaciones que en ellos se contemplan.

Todo ello con el fin de cumplir las obligaciones impuestas por la normativa comunitaria. En cuanto a los productos puestos en circulación antes de la entrada en vigor de este real decreto que cumpliesen la normativa preexistente, podrán ser comercializados hasta el agotamiento de las existencias. Lo mismo ocurre para las etiquetas y los envases que contengan menciones impresas conforme a la normativa vigente y que podrán ser utilizados hasta el 1 de febrero de 2004.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones