Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Bruselas afirma que los controles de Brasil al vacuno son satisfactorios para la erradicación de la fiebre aftosa

Las medidas de control en el porcino, en cambio, son insuficientes y, por tanto, esta carne seguirá prohibida en el mercado comunitario

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 11 marzo de 2010
La Comisión Europea ha calificado de satisfactorios los controles que Brasil impone a su carne de vacuno. Sin embargo, los exámenes para el porcino resultan insuficientes para Bruselas y, por tanto, Brasil seguirá sin poder enviar productos del cerdo al mercado comunitario.

La CE dio a conocer los informes de las últimas inspecciones que la Oficina Veterinaria Europea realizó en Brasil, una para examinar las medidas de ese país en el caso del ganado bovino contra la enfermedad de la fiebre aftosa y otra para evaluar la vigilancia en el sector de la carne de porcino. Brasil es líder mundial en el comercio de carne de bovino y también el primer abastecedor de esta carne de la Unión Europea (UE), con importaciones de 117.605 toneladas, según datos de 2009. Por el contrario, Brasil no vende en la actualidad carne de cerdo a los 27 países comunitarios porque en los piensos utiliza un fármaco promotor del crecimiento que no está permitido en la UE, la ractopamina.

Las últimas inspecciones sobre el ganado bovino, efectuadas el pasado mes de octubre, han permitido a la CE concluir que, en general, las autoridades brasileñas dan la importancia adecuada a la erradicación y al control de la enfermedad de la fiebre aftosa y que la cobertura de la vacunación de los animales es buena. Aunque el Ejecutivo comunitario detectó en su última misión algunas "carencias" sobre el control de la aftosa, estima que esas deficiencias no suponen un riesgo para las exportaciones de carne de vacuno a la UE. Además, Brasil aplica medidas adicionales para evitar el peligro en las partidas de carne que van a la UE, según el informe.

Respecto a la carne de porcino, la última inspección de la CE ha determinado que el sistema de vigilancia de estos productos no es suficiente. La misión comunitaria detectó deficiencias en aspectos como la identificación de los cerdos y su seguimiento en todas las fases de la cadena alimentaria, como por ejemplo en los mataderos. La CE señaló que aunque, en general, los controles sanitarios son buenos esto no basta, porque Brasil no puede asegurar que sus exportaciones de carne fresca de porcino a la UE proceden de cerdos "libres" de haber consumido la ractopamina.

El Ejecutivo comunitario explicó que Brasil no podrá tener la autorización para enviar su porcino al mercado comunitario hasta que los servicios de la CE confirmen una aplicación "satisfactoria" de un plan de acción por parte de las autoridades del país que ofrezca las garantías suficientes.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones