Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Cataluña reitera las recomendaciones para prevenir intoxicaciones por consumo de setas tóxicas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 30 septiembre de 2003
El objetivo de las recomendaciones es recordar que, entre las muchas especies que crecen en los bosques catalanes, existen algunas con un interés gastronómico considerable y otras de tóxicas que pueden llegar a ser mortales. Así, desde el departamento recomiendan recoger únicamente aquellas especies comestibles conocidas que puedan identificar sin duda. Además, es recomendable no hacer caso de ninguna de las tradiciones populares de comprobación de la toxicidad de setas, pruebas como el ennegrecimiento del grano de ajo o la patata, o la de ennegrecimiento de la cucharilla de plata.

Los responsables sanitarios niegan además que las setas comidas por caracoles u otros animales no sean tóxicos ya que las setas pueden ser tóxicas para el hombre y no serlo para otros animales. También aconsejan recoger sólo las setas que presenten un buen estado de conservación. En este sentido, debe evitar cogerse las setas que ya han empezado a descomponerse, así como las que están floridas o amaradas de agua y los que se han congelado durante la noche.

Para transportarlas, es necesario contar con un cesto rígido y aireado para evitar la fermentación. Conviene además que se consuman lo más pronto posible ya que la mayoría se deterioran con mucha rapidez, y debe hacerse una vez se han cocido. Sanidad asegura que algunas especies comestibles después de ser cocidas pueden ser mortales si se consumen crudas.


Intoxicación

En caso de intoxicación, el Departamento de Sanidad catalán recomienda acudir a un centro hospitalario y llevar los restos que se tengan de las posibles setas causantes, bien sean trozos que se han eliminado al limpiarlos o las setas cocidas que hayan sobrado. Todo ello ayudará a identificar la especie que ha provocado la intoxicación y facilitará la aplicación de un tratamiento eficaz.

Los primeros síntomas pueden aparecer al cabo de poco tiempo de haber comido las setas o bien pasadas algunas horas. A pesar de que varían según la especie que ha provocado la intoxicación, los más frecuentes son fuertes dolores en el estómago, sudor fría, vómitos dolorosos, diarreas, delirios y periodos alternativos de crisis y calma.

En el año 2002 se notificaron 46 casos de intoxicación por setas tóxicas en Cataluña, mientras que en el año 2001 se detectaron 20 casos. Mucho menor fue la cifra confirmada en el año 2000, con sólo dos casos, según informa el Departamento de Sanidad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones