Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Desarrollan un producto que suministrado en la alimentación de los animales previene la salmonella en personas

Se trata de un producto vegetal totalmente natural que se añade al pienso y evita contraer la enfermedad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 10 junio de 2008
El contagio de la salmonella a las personas podría evitarse gracias a un producto vegetal totalmente natural que se añade al pienso de los animales portadores de la enfermedad, según dieron a conocer sus desarrolladores, que trabajan como investigadores del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA) de la Generalitat de Cataluña y la empresa ITPSA.

Este producto, denominado "Salmosan" y que se ha patentado a nivel mundial, es el resultado de un trabajo de 12 años que todavía continúa en la actualidad con el objetivo de combatir la salmonella, según detalló el director del Centro Mas Bové (Tarragona), Joaquim Brufau.

"Salmosan" se añade al pienso de los animales y resuelve con eficacia el problema de los portadores de salmonella en las explotaciones, con lo que se evita la transmisión de la bacteria a los alimentos derivados. "La salmonella cero es imposible, por lo que las investigaciones se han dirigido a impedir que se adhiera en el intestino de los animales y que estos, en situaciones de estrés, desarrollen la enfermedad" y la puedan transmitir posteriormente a los humanos, precisó Brufau.

Tratamiento en origen

Este producto totalmente vegetal, que se obtiene mediante un tratamiento tecnológico de fraccionamiento, evita que la bacteria de la salmonella se adhiera al tracto intestinal mediante metabolitos (sustancia producida en el transcurso de las reacciones metabólicas). Este producto es preventivo en origen, por lo que supone poder controlar esta enfermedad "muy de cerca", aseguró Brufau. La reducción en origen de animales portadores de salmonella se puede traducir en una mejora de la seguridad alimentaria de los productos obtenidos, como carnes, huevos y leche, según los investigadores.

La salmonelosis es una zoonosis (mal que puede transmitirse de animales a personas) que afecta a los humanos en todo el mundo y que produce trastornos intestinales que pueden ser especialmente graves en ancianos y niños. La intoxicación por salmonella puede provocar una deshidratación grave y, a veces, conlleva el ingreso de los afectados en centros hospitalarios, sobre todo niños o ancianos. Los productos más sensibles de contraer salmonella son carne (sobre todo de pollo), pescado, huevos, lácteos y sus derivados, sobre todo crudos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones