Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El amianto y dos plaguicidas peligrosos podrían añadirse a la lista de vigilancia del comercio

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 18 noviembre de 2003
En 2001, el Comité Transitorio de Revisión de los Productos Químicos (ICRC) ya recomendó que cinco de las formas de amianto (amosita, actinolita, anthofilita, tremolita y crisolita) fueran incluidas en el procedimiento transitorio de consentimiento fundamentado previo o lista CFP. Ahora, el Comité aborda la revisión del amianto gracias a las prohibiciones en la Unión Europea, Australia y Chile. La convención pone en marcha una revisión cuando dos países de diferentes regiones prohíben o limitan en gran manera el uso de un producto químico.

Así, está previsto que la décima sesión del Comité Intergubernamental de Negociación (INC 10), que se celebrará del 17 al 21 de noviembre, estudie si acepta o no la recomendación de los expertos técnicos y científicos del ICRC. Durante la reunión se analizará, además del amianto, el plaguicida DNOC, empleado como insecticida, herbicida y fungicida. El DNOC es altamente tóxico para los seres humanos y representa un grave peligro para otros organismos.

El tercer grupo de sustancias sometidas a estudio son los plaguicidas gravemente peligrosos en las condiciones en que son utilizados en los países en vías de desarrollo. La lista de Consentimiento Fundamentado Previo podría aplicarse a los compuestos en polvo que contengan una mezcla de plaguicidas: benomilo (7% o más), carbofurán (10% o más) y tiram (15% o más). Se ha descubierto, informa la Organización de las Naciones para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que estos compuestos han sido la causa de graves problemas en las zonas de cultivo de cacahuetes en Senegal.


Convenio

El Convenio de Rotterdam, firmado en 1998 bajo el patrocinio del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y de la FAO, tiene como objetivo evitar, sobre todo en los países en vías de desarrollo, accidentes de origen químico y la contaminación. Actualmente existen más de 70.000 productos químicos disponibles en el mercado y 1.500 nuevos productos se introducen cada año, algo que los gobiernos encuentran difícil de controlar y manejar.

Otro de los objetivos del convenio es proteger a millones de agricultores, trabajadores, consumidores y el medio ambiente de los productos químicos peligrosos. Una de las mayores preocupaciones es que muchas sustancias prohibidas o limitadas en los países industrializados se siguen comercializando y empleando en países en vías de desarrollo. El convenio abarca una primera lista de 22 plaguicidas y cinco productos químicos industriales, entre los cuales está aldrín, DDT, dieldrín, HCH, lindano, compuestos de mercurio, bifenilos policlorinados (PCB) y otros.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones