Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El brote de gripe aviar se extiende a Corea del Norte

La alerta sanitaria en el sudeste asiático obliga a efectuar un llamamiento de socorro a la comunidad científica internacional

img_pollos2p 4

Las secuelas del último brote de gripe aviar que afecta al continente asiático desde diciembre de 2004 quedan reflejadas en los datos aportados por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO): han muerto o se han sacrificado más de 140 millones de aves, y desde principios de 2005 han muerto 50 personas en Camboya, Tailandia y Vietnam.

Un estudio de la organización internacional de Naciones Unidas constata que sólo en Vietnam, uno de los países más afectados, la enfermedad ha afectado a 88.000 personas que viven en la más absoluta pobreza. A la lista de países ya afectados por la gripe aviar, desde finales de marzo se le suma Corea del Norte, cuyos representantes ya han solicitado asistencia a la comunidad internacional para luchar contra la epizootia.

El llamamiento oficial se ha hecho durante una conferencia internacional sobre gripe aviar celebrada el pasado 7 de abril en París, después de que la detección del virus de la gripe haya obligado a sacrificar a millones de aves para intentar contener el brote. En concreto, Corea del Norte ha solicitado a la FAO y a la Organización Internacional de Epizootias (OIE) que le proporcione instrumentos para diagnosis y asistencia técnica para combatir la enfermedad y hacer campañas de vacunación.

Camboya, China, Indonesia, Japón, Laos, la República de Corea, Malasia, Pakistán, Tailandia y Vietnam reconocieron hace meses la presencia de la gripe aviar en sus granjas avícolas, una enfermedad calificada por Nguyen Duy Long, director de la Subdirección de Sanidad Animal de Vietnam, como «mucho más peligrosa» que otras que se dan entre las aves de corral. El virus de la influenza A (virus H5N1), es un subtipo que se presenta principalmente en las aves y que fue aislado por primera vez en Sudáfrica en 1961. Según el Center for Disease Control and Prevention (CDC), de Atlanta, en Estados Unidos, se trata de un virus muy contagioso entre las aves.

La rápida difusión del virus afectó, a finales de 2003 y principios de 2004, a ocho países de Asia (Camboya, China, Indonesia, Japón, Laos, Corea del Sur, Tailandia y Vietnam). Entonces, más de 100 millones de aves murieron o fueron sacrificadas. En marzo de 2004, hace ahora un año, se dio el brote por controlado. Sin embargo, a principios de junio de 2004 se confirmaron nuevos brotes mortales, que actualmente se considera que aún están activos. La situación es especialmente crítica si se tiene en cuenta que muchos de los países afectados carecen de los recursos necesarios y de la capacidad veterinaria adecuada para detectar con eficacia el problema y actuar con la mayor celeridad posible.

Ayuda internacional

Las organizaciones internacionales planean establecer una red mundial para luchar contra la gripe aviar Tanto la FAO como la OIE han manifestado recientemente la necesidad de llevar a cabo medidas para contener y controlar la enfermedad. Para los responsables de ambas organizaciones es primordial incrementar la eficacia de los servicios veterinarios de los países afectados para combatir la gripe aviar en su origen, en las aves de corral, e incluso en los patos. También reclaman estrategias para financiar medidas locales sostenibles y específicas, como repoblar los gallineros. Además, y con el fin de ampliar la seguridad sanitaria nacional, regional y mundial, resulta imprescindible fortalecer la colaboración entre los servicios de sanidad animal y salud pública. Para todo ello, la OIE y la FAO tienen previsto anunciar en breve el lanzamiento de una Nueva Red Mundial sobre la Gripe Aviar, denominada OFFLU, cuya finalidad será fortalecer la colaboración entre los laboratorios de referencia especializados en la gripe aviar, coordinados por las dos organizaciones, y redes de laboratorios que trabajan en la gripe aviar, coordinados por la OMS.

Actualmente, Corea del Norte, así como China, Mongolia y la República de Corea, ya se están beneficiando de un proyecto regional de la FAO que trabaja para mejorar y modernizar los laboratorios veterinarios y crear una red de información epidemiológica. A pesar de todos los avances conseguidos hasta ahora, en Asia urgen todavía más ayudas para fortalecer los servicios y los laboratorios de sanidad animal, mejorar la detección del virus, dotar de inspección adecuada a los centros de control y los mercados, comenzar a reponer las existencias avícolas en todo el campo, reestructurar el sector avícola y seguir realizando campañas de sensibilización pública para conseguir la erradicación. Uno de los principales temores es el riesgo para la salud humana, algo que sólo se puede combatir reduciendo el virus en los pollos y los patos, según la FAO.

En la Unión Europea, el comisario de Salud Pública, Markos Kyprianou, ha reconocido que se está trabajando para mejorar las defensas contra una posible pandemia de gripe, para lo que se está coordinando y ayudando a los Estados miembro para que actualicen sus programas nacionales de defensa contra la gripe. Los ministros de Sanidad de los distintos Estados miembro tienen estos días un encuentro informal en París para analizar los progresos de la Comisión.

Riesgo humano

Una de las mayores preocupaciones se centra en las implicaciones que puede tener la epizootia en la salud humana. Desde diciembre de 2004, el rebrote de la gripe aviar en Asia ha afectado a un total de 80 personas de Vietnam, Tailandia y Camboya, de las cuales 50 han fallecido, según datos de la OMS. El último de los casos mortales confirmados es una niña camboyana de ocho años que ingresó en un centro hospitalario de la capital a principios de abril con síntomas de H5N1. Los expertos temen que el virus se adapte y pueda transmitirse entre los seres humanos. En opinión de Peter Horby, experto en salud pública de la OMS en Hanoi, «existen otras enfermedades que pasan a los seres humanos, pero la gripe aviar es a todas luces un problema endémico y un peligro real» para las personas.

Desde 1997, cuando se confirmó la primera infección en humanos durante un brote aviar en aves domésticas de Hong Kong, el índice de mortalidad de nuevos casos confirmados en Tailandia y Vietnam ha sido de un 70%, según el CDC, la mayoría de los cuales provocados por el contacto con aves domésticas infectadas o con superficies contaminadas. Hasta ahora, la transmisión del virus H5N1 de persona a persona ha sido excepcional, pero los expertos temen que este virus tenga la capacidad de infectar a una persona y pueda transmitirse fácilmente de una a otra.

Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA), el virus H5N1 muta rápidamente y puede adquirir los genes de otros virus, incluidos los de la gripe humana. En opinión de los expertos de la AESA, si el número de personas que contraen la infección continúa aumentando, también lo hace la probabilidad de aparición de un subtipo nuevo con diferentes genes humanos para transmitirse de persona a persona. En este caso, se hablaría de una pandemia de gripe, algo que la OMS anunciaba hace unas semanas. Con el virus ahora endémico en grandes partes de Asia, la probabilidad de este riesgo aumenta, aseguran los expertos.

ENFERMEDADES TRASFRONTERIZAS

Img imaging2

Actualmente, la gripe aviar ocupa un lugar destacado en la lista de alertas del Sistema de Prevención de Emergencias para enfermedades de animales y plantas de la FAO (EMPRES), establecido en 1994 con el fin de evitar que enfermedades y plagas crucen fronteras. Considerada por la Organización Internacional de Epizootias (OIE) como una enfermedad altamente contagiosa, los virus A de la influenza altamente patógena (HPAI) de subtipos H5 y H7 HA se han aislado ocasionalmente en aves en libertad en Europa y otras regiones.

Para reaccionar frente a enfermedades como la gripe aviar, la FAO ha destacado la importancia de crear redes regionales de información y análisis a partir del control de la enfermedad. La organización, que dedica enormes esfuerzos a la sanidad animal, admite que es esencial una planificación para imprevistos, algo que se refleja en casos como los confirmados en Japón, Malasia y Corea del Sur. Según los expertos, estos países contuvieron rápidamente sus brotes de gripe aviar porque disponían de planes detallados de emergencia.

A pesar de todo, Tri Satya Putri Naipospos, directora de Sanidad Animal de Indonesia, reconoce que aún «no existe un plan para imprevistos» en caso de que se diera un nuevo brote. «Se necesita mucho dinero para poder hacer una gran campaña de difusión sobre las ventajas de estar preparados», ha declarado recientemente. A todo esto se le uniría otra complicación, y es que según un reciente informe de la Agencia de Seguridad Sanitaria de los Alimentos francesa (Afssa, en sus siglas francesas), el cambio climático que se anuncia inminente podría tener efectos negativos directos en las enfermedades animales. Dicho informe constata que la transmisión de las enfermedades animales puede producirse a través de una modificación del hábitat de los insectos responsables de la transmisión de numerosas enfermedades.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones