Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El cambio climático reducirá la producción alimentaria de las regiones más pobres

Tendrá consecuencias importantes para la seguridad alimentaria, según la FAO

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 6 octubre de 2009
El cambio climático afectará a las regiones más pobres reduciendo su nivel de producción alimentaria y haciéndolas más dependientes de las importaciones, según un documento dado a conocer por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación. Según el informe, los países en desarrollo podrían experimentar un declive de entre el 9% y el 21% de su productividad agrícola total como resultado del calentamiento global, según el documento. La FAO señala que el cambio climático es uno de los principales desafíos de la agricultura para lograr alimentar a la población mundial, que se estima alcanzará los 9.100 millones de personas en 2050.

Esta variación climática afectará a los sistemas agrícolas y forestales debido a las temperaturas más altas, generando una elevada concentración de dióxido de carbono, cambios en el régimen de lluvias, aumento de la maleza, plagas y enfermedades. A corto plazo, se espera que aumente la frecuencia de fenómenos extremos, como sequías, olas de calor, inundaciones y fuertes tormentas.

Aumento de precios

El informe de la FAO señala que el cambio climático afectará a las cuatro dimensiones de la seguridad alimentaria: disponibilidad, accesibilidad, utilización y estabilidad. Aunque se prevé que el incremento de la concentración de CO2 en la atmósfera tenga un efecto positivo sobre el rendimiento de muchos cultivos, la calidad nutricional del producto no aumentará de forma paralela. Además, aumentará la variabilidad de la producción agrícola en todas las áreas, con una mayor frecuencia de fenómenos climáticos extremos. Las regiones más pobres estarán expuestas a un grado más elevado de inestabilidad en la producción alimentaria.

Los precios medios de los alimentos aumentarán en línea con los incrementos moderados de temperatura hasta el 2050. A partir de esta fecha, debido a los nuevos aumentos de temperatura, se producirán importantes recortes en la producción agrícola potencial en los países en desarrollo, lo que provocará un aumento de los precios. Del mismo modo, se podrían alterar las condiciones para la seguridad alimentaria al incrementar la presión de las enfermedades generadas por vectores, el agua y los alimentos. El resultado podría ser una disminución de la productividad agrícola, incluyendo la productividad de la mano de obra, con un aumento de la pobreza y las tasas de mortalidad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones