Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El cultivo mundial de transgénicos aumenta un 15% en 2003

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 18 mayo de 2004
En el caso de Argentina, el segundo productor mundial de soja transgénica, la superficie dedicada a este cultivo en el país se ha disparado con la introducción de la soja resistente al Roundup de Monsanto a partir de 1997: de 37.700 hectáreas de soja cultivadas en 1971 a 11,6 millones de hectáreas. La soja, destinada casi en su totalidad a la exportación para piensos destinados a la ganadería intensiva de los países del Norte, está desplazando a los cultivos tradicionales y a la ganadería extensiva del país. Según datos del Grupo de Reflexión Rural de Argentina, la implantación de este cultivo ha expulsado del campo a miles de pequeños campesinos (se habla de más de 150.000 familias desplazadas), agravando la crisis de pobreza y de inseguridad alimentaria del país.

En Brasil los cultivos manipulados genéticamente (MG) no estaban permitidos hasta el año pasado, pero la soja transgénica había entrado clandestinamente desde Argentina y otros países, ocupando una superficie importante (3 millones de hectáreas), sobre todo en regiones del sur del país. La necesidad de legalizar una situación de hecho ha sido la excusa del gobierno -sometido a fuertes presiones por la industria biotecnológica- para la decisión de autorizar el cultivo de soja transgénica en 2003 (si bien de forma provisional, de momento hasta 2005). El Estado de Paraná, sin embargo, ha decretado recientemente una prohibición de la soja transgénica.

En Méjico, donde se cultivaron en 2002 unas 62.000 hectáreas de algodón Bt y 25.000 hectáreas de soja resistente a herbicidas, sigue vigente la moratoria al cultivo del maíz transgénico. A raíz del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, a partir de 1994 empezó a entrar en el país maíz barato, hecho que se supone ha provocado los casos de contaminación genética de variedades locales denunciados en 2001. Se calcula que todos los años entran en el país 5 millones de toneladas de maíz a bajo precio destinado a piensos, procedente en su mayor parte (un 70%) de EEUU. Estas importaciones están llevando a la ruina a las pequeñas explotaciones campesinas (1,3 millones de agricultores arruinados, según el Carnegie Endowment Report), y desplazando al 60% de pequeños productores que producían maíz para consumo familiar.


Unión Europea

En la Unión Europea, España ha sido el país pionero en la siembra de variedades transgénicas, incorporando a la lista de variedades vegetales 2 variedades de maíz Bt en 1998, 5 variedades en 2003 y otras 7 en 2004. Los datos del ISAAA para el 2003 recogen un aumento considerable de la superficie sembrada en España, que ha pasado de 25.000 hectáreas en 2002 a 32.000 hectáreas durante el 2003, lo que supone un incremento del 33%. Esta superficie apenas representa el 7% del total nacional, y se distribuye de la siguiente forma: Cataluña 13%, Aragón 11%, Castilla la Mancha 9%, Madrid 9%, Navarra 4%, Andalucía 3% y Extremadura 2%. Según los datos facilitados por el Ministerio el aumento de la superficie de maíz Bt sembrada en España corresponde fundamentalmente a las variedades portadores del evento Bt 176, retirado del mercado en EEUU por sus riesgos de aparición de resistencia y por el riesgo de que su elevada toxicidad afecte a especies de insectos protegidas o beneficiosas.

En cuanto al tipo de cultivo, aunque las empresas biotecnológicas están presionando para la introducción de variedades de trigo y de arroz tanto en los países ricos (en Canadá y en Sudáfrica variedades de trigo transgénico, en Europa y en algunos países del mundo empobrecido arroz resistente a herbicidas, por ejemplo), la práctica totalidad de la superficie sembrada con transgénicos en el mundo está ocupada por cuatro cultivos, en su mayor parte destinados a la producción de piensos compuestos para la ganadería intensiva y a otros usos industriales. Soja (61% del total de cultivos MG), maíz (23%) algodón (11%) y colza (5%). A nivel mundial los cultivos estrella siguen siendo aquellos que tienen incorporada la resistencia a un herbicida, que ocupan el 73% de todos los transgénicos cultivados, seguidos de las variedades Bt (18%) y de las variedades con ambas características (8%), según informa el PNUMA.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones