Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El Gobierno modifica el Real Decreto que regula los requisitos zoosanitarios de animales y productos de acuicultura

Las comunidades autónomas dispondrán ahora de más margen para decidir cómo poner en marcha los sistemas de vigilancia

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 19 octubre de 2009
La modificación de varios artículos del Real Decreto 1615/2008 del 3 de octubre relativo a los requisitos zoosanitarios de los animales y productos de la acuicultura, así como a la prevención y el control de determinadas enfermedades de los animales acuáticos, ha sido aprobada por el Consejo de Ministros celebrado el pasado viernes. Estos cambios resuelven el requerimiento por incompatibilidad planteado por la Xunta de Galicia el 4 de diciembre de 2008 y cuya modificación acordó el Consejo de Ministros del 9 de enero de 2009.

Entre las modificaciones aprobadas consta, en el capítulo de requisitos para la autorización de explotaciones de acuicultura, una flexibilización en la forma de hacer efectiva la obligación de disponer de un programa de vigilancia zoosanitaria en las explotaciones y zonas de cría de moluscos. Las comunidades autónomas dispondrán ahora de más margen para decidir, en el ámbito de sus competencias y en función de sus respectivas estrategias zoosanitarias, cómo poner en marcha los sistemas de vigilancia.

También se ha cambiado el capítulo dedicado a los requisitos zoosanitarios para la puesta en el mercado de animales para repoblación y explotación. Ahora serán las comunidades autónomas, como autoridades competentes, las que decidan en última instancia la situación sanitaria de los animales utilizados para repoblación en sus respectivos ámbitos territoriales. Para ello deberán contar con el preceptivo informe del Comité de la Red de Alerta Sanitaria Veterinaria (Rasve), en el que están representados el Estado y las comunidades.

Respecto al apartado dedicado a la aparición de enfermedades exóticas y las medidas de control, se han introducido cambios para no interferir en la capacidad de organización de las comunidades autónomas, que serán las que decidan el órgano concreto de su estructura qué supervisará el envío de determinados animales para el consumo humano.

Por último, en el capítulo dedicado a los programas de control y vacunación, recogidos en el apartado de programas de vigilancia y erradicación, los cambios introducidos clarifican y facilitan la aprobación o retirada de parte de las autoridades competentes de los programas de erradicación, en función del ámbito territorial que abarquen. Según la norma, las autoridades competentes con capacidad de aprobar o retirar programas son las comunidades autónomas, el Estado o la Comisión Europea (CE), según que el espacio afectado por el programa en cuestión afecte a una sola autonomía, a varias o a más del 75% del territorio.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones