Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El IMIDA estudia la reducción del impacto ambiental de la actividad acuícola

El proyecto se centra en la reutilización in situ de los residuos derivados de los cultivos de peces y en la estandarización de métodos para vigilancia de la actividad

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 12 agosto de 2011

El equipo de Acuicultura Marina del IMIDA ha llevado a cabo una actuación pionera en el Mediterráneo, que consiste en la aplicación de biofiltros, a modo de arrecifes artificiales, que se colocan fondeados bajo las instalaciones de engorde de peces, de modo que los desechos orgánicos pueden ser reutilizados por los organismos que crecen en ellos. También se ha estudiado la posibilidad de implementar las granjas existentes con otros cultivos complementarios que aprovechen estos residuos, que es lo que se conoce como acuicultura integrada o multitrófica, ha informado el Gobierno de la Región de Murcia.

Otro de los proyectos más destacados que desarrolla el IMIDA se centra en el engorde intensivo del pulpo de roca. Los investigadores del instituto murciano han demostrado que en las costas de la Región se pueden realizar hasta dos ciclos de reproducción de pulpo de roca al año, entre los meses de octubre a junio, "por lo que podría considerarse un cultivo de temporada", señaló el Ejecutivo regional. Ello permitiría integrar la cría de pulpo dentro de las granjas de peces cuyas necesidades alimenticias en estos meses de baja temperatura del agua son muy reducidas, con lo que se disminuirían los costes de producción de ambos procesos y se conseguiría un tipo de explotación más competitiva.

La Región de Murcia fue la primera en realizar un estudio de engorde de pulpo en jaulas flotantes en mar abierto. Actualmente las investigaciones se centran en el estudio de los requerimientos nutricionales del pulpo para su correcto desarrollo y posterior conversión en alimento y el cultivo de pulpo de roca tiene un gran potencial en nuestras costas.

Por último, el IMIDA estudia con la optimización de la alimentación en la acuicultura mediterránea y su incidencia en la calidad de los productos. En este caso, los investigadores trabajan para desarrollar técnicas naturales de conservación. El objetivo del proyecto es averiguar las dosis necesarias de antioxidantes naturales como tomillo, romero o aceites esenciales a aplicar en los piensos de los peces, lo que ofrecerá alternativas a los conservantes artificiales que se utilizan en la actualidad.

"La Región de Murcia ocupa tradicionalmente el primer puesto de producción acuícola de peces en el conjunto nacional y genera más de 300 trabajos directos y 1.500 indirectos", destacó el consejero de Agricultura y Agua, Antonio Cerdá. La producción acuícola en 2010 ascendió a 11.000 toneladas, principalmente de especies de dorada y lubina, y su valor económico se elevó a 55 millones de euros.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones