Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El mal de las ‘vacas locas’ no desaparecerá de España hasta el año 2013, según especialistas

Investigadores de la Complutense calculan que se diagnosticarán en los próximos cinco años de siete a 14 casos en animales

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 9 abril de 2008
España no se liberará de la encefalopatía espongiforme bovina (EEB) o mal de las 'vacas locas' hasta 2013. Al menos es lo que sostiene el equipo que dirige el profesor José Manuel Sánchez-Vizcaíno, catedrático de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid y asesor de la Comisión de Alertas Sanitarias del Ministerio de Agricultura, quien asegura que es «imposible» que haya nuevos contagios de la enfermedad.

No obstante, Sánchez-Vizcaíno vaticina que seguirán apareciendo bovinos afectados por la EEB, aunque cada vez en menor medida, durante los próximos cinco años, y el fenómeno probablemente será análogo entre los humanos.

Los dos últimos fallecidos por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, la variante humana de la EEB, confirmados el lunes por el Centro Nacional de Epidemiología, "se contagiaron sin lugar a dudas antes de 2001, que fue cuando se instauraron las medidas para evitar que el vacuno infectado pasara a la cadena alimenticia humana", afirma el experto. «Cada animal muerto en granja o que va al matadero es analizado. Es comprensible el temor de la población, pero debe quedar claro que no se trata de un rebrote ni de un nuevo foco», apunta.

Veterinarios del grupo de investigación que dirige Sánchez-Vizcaíno en la Complutense elaboraron un estudio epidemiológico con una prospección de los casos de EEB que se detectarían en España entre los años 2000 y 2013. En dicho análisis se prevé que entre este año y 2013 se detectarán entre siete y 14 casos en animales. Serían bovinos que comieron piensos cárnicos con priones infectados antes de 1997.

Casos en humanos

También pueden registrarse casos en humanos. «Las personas que ya ingirieron carne o vísceras infectadas antes de 2001 pueden desarrollar la enfermedad porque el periodo de incubación es amplísimo: el mínimo descrito está entre siete y ocho años y el máximo, entre 15 y 20», explica Sánchez-Vizcaíno. Ayer, precisamente, la Xunta de Galicia confirmó un caso «sospechoso» en Lugo.

El especialista añade que las vacas que desarrollen ahora la enfermedad «serán detectadas antes de pasar a la cadena alimenticia gracias a las biopsias que se realizan del tejido de su sistema nervioso central, una vez que están muertas, porque es imposible hacer test en vivos».

En la misma línea se pronunció el ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, quien afirmó ayer que si se compara la incidencia de la EEB en España respecto a otros países «es de esperar que haya más casos», aunque, a su juicio, no serán «muchos más». Las dos muertes registradas, en diciembre de 2007 y febrero de 2008, están relacionadas con «una crisis que ocurrió hace ocho o diez años» y cuya respuesta fue la puesta en marcha de sistemas de control que «funcionan», subrayó el ministro. «No hay ningún problema, ni alimentario ni de salud pública», insistió.

Por su parte, Asaja ha exigido mayores controles sanitarios en la carne de fuera de la UE que se vende en España. Esta organización agraria descarta que se produzca una caída del consumo de carne de vacuno en los próximos meses.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones