Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El Parlamento Europeo aprueba la nueva legislación sobre productos químicos

El proyecto REACH obliga a registrar todas las sustancias importadas o producidas en más de una tonelada y a pedir autorización para las más peligrosas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 diciembre de 2006
El nuevo proyecto, que sustituye a más de 40 textos legislativos sobre la materia, «preserva las exigencias de seguridad para las sustancias más peligrosas en beneficio del medio ambiente y de la salud pública». Algunas de las acciones aprobadas incluyen la sustitución las sustancias de alto riesgo cuando existan alternativas, el principio de responsabilidad de la industria y la búsqueda de alternativas a los ensayos con animales.

¿A qué obliga el nuevo reglamento? Uno de los puntos incluye el registro sistemático de todos los productos químicos, no sólo los nuevos sino también los existentes. También la introducción de un procedimiento de autorización o de restricción en el caso de sustancias que generen especial preocupación, la responsabilidad de productores e importadores de evaluar los riesgos de sus productos y una mayor transparencia al facilitar el acceso a la información sobre las sustancias.

El calendario de registro de las sustancias dependerá de lo peligrosa que sea y de la cantidad que se produzca. En todos los casos las sustancias que cubre el Reglamento tendrán que estar registradas a más tardar en 2018. Las sustancias cancerígenas, mutágenas o las consideradas como muy peligrosas para los organismos acuáticos y que se produzcan en cantidades superiores a las mil toneladas al año se registrarán en un plazo de tres años y medio.

El reglamento incluye una cláusula que obliga a informar a los ciudadanos sobre las sustancias peligrosas contenidas en los productos. La cadena de distribución, incluidos los consumidores, deben poder estar informados de la presencia de cualquier sustancia química en una cantidad superior al 0,1% del peso total de producto.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones