Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

El sector forestal podría beneficiarse de la biotecnología

El desarrollo de esta técnica al sector forestal obliga a evaluar los riesgos de las modificaciones genéticas.

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 14 julio de 2005
El estudio presentado recientemente constata que la biotecnología forestal se concentra en un 70% de los países desarrollados, con Estados Unidos, Francia y Canadá como protagonistas. India y China son las dos naciones más activas del grupo de países en vías de desarrollo o con economías de transición. La mayor parte de esta actividad (un 60%) se centra en sólo seis géneros: Pinus, Eucalyptus, Picea, Populus, Quercus y Acacia.

De las aproximadamente 2.700 iniciativas en biotecnología registradas en el mundo en los últimos diez años, la modificación genética representa alrededor del 19%. En conjunto, la manipulación genética en el sector forestal se realizan en al menos 35 países, aunque se supone que en la mayoría de los casos se trata de experimentos de laboratorio, con sólo algunas pruebas sobre el terreno, reconoce la FAO.

En todo el mundo se lleva a cabo, hoy por hoy, más de 210 ensayos sobre el terreno de árboles modificados genéticamente en un total de 16 países, aunque la mayoría de estas pruebas tienen lugar en Estados Unidos. Sólo China ha señalado la distribución comercial de árboles transgénicos, cerca de 1,4 millones de plantas en una superficie de 300-500 hectáreas en 2002.

Riesgos y beneficios

La biotecnología forestal no escapa al debate que genera siempre la aplicación de técnicas en campos como la agricultura o la alimentación. Para Pierre Sigaud, experto en recursos genéticos forestales de la FAO, es imprescindible que exista «exista un marco regulador que pueda aplicarse caso por caso en el campo de la investigación y el uso de árboles modificados genéticamente». El experto destaca que los árboles transgénicos permiten incrementar la producción de madera, así como la calidad y la resistencia a los insectos, las enfermedades y los pesticidas.

En contrapartida, la FAO advierte que, entre los riesgos potenciales figuran la inestabilidad de los transgénicos, el fracaso de las plantaciones, la escasa calidad de la madera, el desarrollo de una tolerancia a las características modificadas por parte de los insectos u organismos patógenos, así como la dispersión de genes modificados en los ecosistemas naturales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones