Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Expertos de la Universidad de Navarra aportan nuevos datos sobre las EET

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 18 noviembre de 2004
Este estudio aporta nuevos datos sobre la propagación del prión (y con ello el salto de una especie a otra) y el desarrollo de las encefalopatías a través de la ingesta de alimentos contaminados. Según las expertas, estos hallazgos podrían ser estrapolables a otras especies, incluido el ser humano, ya que las tres presentan un patrón prácticamente idéntico. Actualmente, la ingesta de carne bovina contaminada es considerada como la causa más probable de desarrollo de la nueva variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob en humanos.

Las investigadoras se han centrado en conocer la localización exacta de la forma patógena del prión PrPc en la pared digestiva, lo que ayudaría a descifrar las claves del proceso hasta que llega al cerebra, donde causa los daños. Los resultados obtenidos en rata han sido publicados recientemente en la revista americana Journal of Histochemistry and Cytochemistry. Los obtenidos en mono y vaca han sido presentados en el Congreso Europeo de Endocrinología Comparada.

Hasta ahora se considera que los priones son proteínas que constituyen el agente causal de las encefalopatías espongiformes transmisibles (EET), un grupo de enfermedades neurodegenerativas, actualmente sin cura, que afectan tanto a animales como al ser humano. Las enfermedades priónicas se caracterizan por la acumulación en el cerebro de la forma patógena (PrPsc) de una proteína normal (PrPc) presente en todos los mamíferos. Para que se desarrolle y manifieste la enfermedad, es indispensable la presencia de la PrPc en los tejidos del huésped.

Aunque existen varias posibles vías de entrada del patógeno, siempre se ha sugerido que la vía principal es la oral a través de la ingesta de alimentos contaminados. Una vez que la forma patógena ha penetrado, ésta se propaga y acumula transformando la PrPc existente. Sin embargo, aún se desconoce cómo se produce este proceso, informa la Universidad de Navarra.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones