Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Francia suspende el cultivo de maíz transgénico

Se ha acogido a la «Cláusula de Salvaguardia» de la directiva sobre transgénicos. En España existen 75.000 hectáreas con cultivos genéticamente modificados

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 15 enero de 2008
El Gobierno francés ha aprobado una moratoria sobre el maíz transgénico MON 810, el único que se siembra actualmente en la Unión Europea (UE), lo cual significa que este cultivo queda provisionalmente suspendido en el país galo, según informa Greenpeace.

El Ejecutivo de Sarkozy se ha acogido a la «Cláusula de Salvaguardia» de la directiva sobre transgénicos 2001/18, prevista para aquellos casos en que un Estado miembro disponga de datos según los cuales un organismo modificado genéticamente (OMG) constituya un riesgo para la salud o el medio ambiente. Esta cláusula ha sido invocada hasta en diez ocasiones: tres por Austria, dos por Francia y una por Alemania, Luxemburgo, Grecia, Reino Unido y Hungría. Con respecto al MON 810, cuatro países la tienen activada: Francia, Austria, Hungría y Grecia.

Francia ha basado su decisión en un informe que revela una serie de consecuencias negativas de los maíces tipo BT (entre ellos el MON 810) sobre el medio ambiente y la salud, como la gran capacidad de dispersión del polen de estas plantas, la generación de resistencias en insectos, plagas o efectos tóxicos sobre varios tipos de organismos presentes en los ecosistemas.

Tras la medida adoptada en Francia, Greenpeace cree que España es ahora quien debe mover ficha. «El Gobierno de nuestro país ha tolerado y defendido la presencia de 75.000 hectáreas de estos peligrosos cultivos en nuestro territorio. Ni los datos científicos, ni el principio de precaución, ni la protección de la seguridad pública, ni el respeto por el medio ambiente han llevado a la Administración a afirmar que esto vaya a cambiar en 2008», señala Juan Felipe Carrasco, responsable de la campaña contra los transgénicos de la organización.

A su juicio, «el Gobierno ha sucumbido al poder de los gigantes de la química y los transgénicos y sigue sin mostrar valentía política para situarse del lado de los intereses de los ciudadanos y del medio ambiente».

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones