Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Fronteras en alerta

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 30 abril de 2001

El Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, sensible a la situación, decidió prohibir la importación de animales, así como de los óvulos, semen y embriones de especies bovinas o caprinas procedentes de los países afectados para proteger la cabaña ganadera española. La primera orden ministerial se dio el último día de febrero y dos días más tarde se ampliaron las medidas cautelares respecto a los alimentos y vehículos procedentes del Reino Unido. A diferencia de otras órdenes ministeriales, ésta se aplicó el mismo día de su publicación en el Boletín Oficial del Estado. Con la aparición de casos de fiebre aftosa en Francia las medidas cautelares también se aplicaron a los procedentes del país vecino. Luego llegarían Irlanda y Holanda.

Tal y como especificaba la orden ministerial alimentos como carne fresca y productos cárnicos, leche y productos lácteos se depositan a partir de ese momento en unos contenedores para su destrucción. No son objeto de decomiso los derivados vegetales, ni la leche en polvo ni líquida esterilizada, ni pescado, ni marisco ni los productos que se conserven en envases comerciales sometidos a un tratamiento térmico.


Por tierra…

El día 14 de marzo surge la duda sobre las medidas cautelares que deben ponerse en marcha en los puestos fronterizos: ¿Quién tiene competencias en este aspecto? ¿Es un tema de seguridad exterior y por tanto compete al Estado? o ¿Es un asunto de Interior y depende de si la Comunidad tiene trasferidas las competencias en este campo? Aclaradas las competencias en una reunión con representantes del Ministerio y las autonomías fronterizas, se realiza el reparto en las tareas de prevención. La operación se pone en marcha: desinfectantes, contenedores para depositar los alimentos requisados y el personal que trabaja 24 horas, con turnos de ocho horas, además de las labores de control de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y Autonómicas.

En el caso de las entradas por tierra, a través de la línea ferroviaria, Renfe está aplicando un modelo de desinfección pionero y peculiar para los trenes de largo recorrido que realizan su entrada por Francia. “Podríamos denominarlo el túnel de la desinfección”, explican fuentes de esta entidad. Al entrar en el túnel, una célula fotoeléctrica detecta el tren y activa un sistema de aspersión que verterá el desinfectante para las ruedas a su paso por el interior. Otra célula fotoeléctrica, colocada a la salida del túnel, detecta de nuevo el paso del tren y desactiva el sistema de desinfección.

Sólo por la estación de Portbou en Cataluña pasan una media de 40 trenes en días laborables. Este sistema de desinfección permite que el viajero no tenga que descender del tren, si bien todos ellos pasarán por las alfombrillas con desinfectante instaladas en las estaciones de destino. Con antelación, los viajeros son informados sobre aquellos alimentos cuya entrada no está permitida y el catering que se sirve en los trenes es preparado en España.

Vía terrestre, pero en este caso por carretera, también se aplican sistemas de desinfección. Juan Ramón Ibarbia, jefe de producción animal de la Diputación de Guipúzcoa señala que en un día laborable, por término medio, el consumo de desinfectante podría estimarse entre los 5.000 a 6.000 litros, que se emplean para eliminar el agente patógeno de la fiebre aftosa en los 7.000 a 8.000 vehículos pesados que cruzan diariamente que por los tramos de carretera que unen tierras guipuzcoanas y francesas, además de varios miles de utilitarios y otros vehículos ligeros. En Navarra una orden foral del 27 de marzo, del consejero de Agricultura Ganadería y Alimentación, establece medidas complementarias para la prevención de fiebre aftosa restringiendo la pasos fronterizos a un total de ocho ( Ibardin, Lizuniaga, Palomeras, Dantxarinea, Erratzu-Izpegi, Urkiaga, Luzaide y Larra) . Además, sólo se permite el paso de vehículos de transporte con animales que no sean sensibles a la fiebre aftosa, siempre y cuando acrediten la documentación sanitaria de la carga y desinfección.

Por su parte, el Gobierno de Aragón ajusta las normas a los pasos fronterizos de Somport, Bielsa y el Portalet. El primer día los equipos de emergencia del cuerpo de bomberos suministró el agua necesaria, pero como la situación tuvo visos de continuidad el Gobierno de Aragón optó por la instalación de cubas para el agua similares a las que normalmente se emplean para los tratamientos fitosanitarios. La empresa que suministra el material desinfectante al gobierno aragonés, Agrigan señala que trabajan con materiales de “última generación” en materia de desinfectantes. Aunque hace tiempo que éstos se emplean en el trabajo con explotaciones ganaderas o con fabricantes de piensos, desde la puesta en marcha de medidas preventivas en la frontera sus ventas casi se han doblado.

En Cataluña, el Comité de Crisis de la fiebre aftosa, integrado por asociaciones de productores, organizaciones profesionales agrarias y el DARP (siglas en catalán del Departamento Agricultura Ganadería y Pesca) establecía el pasado 17 de abril la supresión de los puntos de desinfección, para vehículos ganaderos, en los puntos de la geografía interior de esta Comunidad, pero se mantenían los establecidos en los puestos fronterizos con Francia como Portbou, La Jonquera, Le Pertus, Coll d’Ares, Les y Puigcerdà.


…Mar y Aire

“Los viajeros reciben con antelación una carta en el que se les explica la normativa de prevención sanitaria que se está llevando a cabo así como los alimentos que podrían serles requisados”explican fuentes del Pride of Bilbao, un ferry de P&O, que une las localidades de Portsmouth, al sur de Inglaterra, con Santurce. Un tipo de viaje que cuenta con un pasaje de 2.500 personas en las épocas altas, tales como la pasada Semana Santa o la temporada estival, y dónde los pasajeros también son recibidos con la alfombra desinfectante. Las autoridades portuarias realizan la operación de control sanitario con aquellos barcos cuya procedencia sea algunos de los países afectados.

Por vía aérea el aeropuerto de Madrid, Barajas, es el que recibe más vuelos de los países afectados por fiebre aftosa. Desde el pasado 1 de enero y hasta el 17 de abril, entre salidas y llegadas de diferentes compañías aéreas, se sumaron 10.101 vuelos que conectaron Francia y España. AENA (Aeropuertos Nacionales y Navegación Aérea), entidad de la que depende la gestión de 42 aeropuertos españoles, instaló alfombrillas desinfectantes, tanto en las puertas de llegada de vuelos internacionales como en las de tránsito. El catering procedente de estos países es destruido y cada compañía aérea desinfecta las ruedas de sus aviones, aplicando el mismo sistema empleado con los vehículos en las fronteras.


Bioseguridad para ganaderos y veterinarios


El objetivo de la Administración, compartido por agentes sociales y económicos, es evitar la propagación de la fiebre aftosa, algo para que todas las medidas son consideradas necesarias. Un ejemplo de ello son las normas de bioseguridad que el Gobierno de Aragón recomienda tanto para los ganaderos como para los veterinarios de su comunidad.

A los propietarios de explotaciones ganaderas se les insta a adoptar medidas estrictas de desinfección a la entrada de su naves, con el material de trabajo y con los vehículos que se emplean. Se recomienda no utilizar, prestar o intercambiar herramientas o utensilios propios de la explotación ganadera. Además, el estiércol, la cama de paja o el control de purines no se deben realizar fuera de la explotación. Y como es evidente, ante cualquier signo de enfermedad, debe avisarse a los servicios veterinarios oficiales.

Los veterinarios, por su parte, deben emplear ropa de trabajo limpia y distinta en cada explotación, así como monos o calzas desechables. A ellos también les incumbe adoptar medidas de desinfección estrictas, tanto para el material como para los vehículos y el calzado. En su trabajo, el material desechable que utilicen debe ser destruido dentro de la explotación. Y entre sus tareas también se encuentra observar el estado sanitario de todo el efectivo.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones