Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Greenpeace critica las autorizaciones para el engorde de atún rojo

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 27 agosto de 2004
Según Greenpeace, la población de atún rojo en el Mediterráneo se ha visto sometida, desde hace unos seis años, a una nueva amenaza para su conservación, que es el engorde en granjas flotantes. Para proporcionar materia prima a las granjas se ha mejorada la tecnología de la flota dedicada al atún, se han construido nuevos barcos y han aumentado las actividades de pesca ilegal, hechos que se traducen en una mayor presión sobre el atún rojo, asegura la organización.

Sebastián Losada, responsable de la campaña de pesca de Greenpeace, asegura que "la introducción de la práctica de engorde de atún rojo amenaza con provocar el colapso de esta especie. Los enormes beneficios que están generando para unas pocas empresas están primando sobre la necesidad de recuperar una especie en peligro, sobre los intereses de los pescadores artesanales y sobre el buen estado de conservación de la costa".

A pesar de todo, la Convención Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (CICAA) y los gobiernos que forman parte de ella aprobaron en 2002 una cuota de 32.000 toneladas para el periodo 2003-2006, un 20% más de la recomendada por los científicos. Según un informe hecho público recientemente por WWF/Adena, en 2003 esta cuota ha sido ampliamente superada, algo estrechamente vinculado al aumento de las actividades de engorde de atún.

"Dar de comer hasta 25 kg de pescado para conseguir tan sólo 1 kg de atún es una barbaridad desde el punto de vista ecológico. Pero además, al amparo del negocio del engorde de atún se han construido y renovado flotas con dinero público y han proliferado actividades ilegales de pesca, sin que las administraciones hayan hecho nada para evitarlo", añade Losada. En la actualidad existen además nuevas instalaciones de engorde de atún pendientes de autorización. Para Greenpeace aprobar nuevas instalaciones de engorde de atún en la situación actual demostraría una falta total de compromiso con la recuperación de una de las especies más emblemáticas e importantes ecológica y económicamente en el Mediterráneo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones