Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Investigadores de Florida desarrollan un método de lucha contra la contaminación de ostras

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 8 enero de 2003
Los expertos han presentado recientemente un nuevo trabajo en el que han desarrollado nuevas técnicas para purificar las ostras después de la recolección y antes de que entren en la cadena alimenticia. El trabajo, publicado en la revista Infection and Immunity, tiene como objetivo atacar los virus provocados por bacterias, o "phages", asegura Paul Gulig, profesor de genética molecular y microbiología del Colegio de Medicina de Florida y uno de los responsables del estudio.

A pesar de que la enfermedad provocada por Vibrio puede ser tratada con antibióticos si se aplica con suficiente antelación, la tendencia es que el "phage" se haga resistente a la bacteria. Vibrio vulnificus aparece de forma natural en las algas del mar. Así, cuando las ostras comen algas pueden contaminarse. Las personas pueden entrar en contacto con la bacteria a través del consumo de ostras crudas, por lo que los expertos aconsejan someterlas a una adecuada cocción que permita la eliminación de los componentes tóxicos.

El hallazgo podría evitar la aparición de los síntomas provocados por la bacteria, síntomas similares a los de la gripe, como fiebre alta. El estudio ha consistido en isolar en el laboratorio la bacteria que aparece de forma natural en las ostras. A continuación, han inyectado soluciones contra el virus en ratones infectados con el virus Vibrio. Los expertos aseguran que los efectos han sido del todo positivos ya que han conseguido evitar la aparición de los síntomas de la enfermedad.

Los expertos aseguran que la capacidad de las "phages" es superior a la de los antibióticos ya que son mucho más específicas y actúan sólo cuando es necesario y sin crear efectos negativos, asegura Gulig. El experto y su grupo de trabajo se muestran optimistas para el nuevo tratamiento, cuya comercialización podría producirse en breve debido a su poco coste económico y su fácil aplicación.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones