Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La conservación de alimentos cuenta con técnicas como la alta presión

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 28 noviembre de 2003
Aplicar un tratamiento de alta presión en alimentos como frutas, macedonias, quesos frescos o tradicionales permite lograr nuevas texturas y sabores, cosa que hasta ahora era imposible de obtener sin que se alterara el valor nutritivo del producto, asegura Buenaventura Guamis, director de investigación de la Planta de Tecnología de los Alimentos de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). Según el experto, esta técnica ya se utiliza en EEUU y en algunas zonas de España.

Los expertos han resaltado los beneficios de otras tecnologías de conservación de alimentos como los pulsos eléctricos o magnéticos, adecuados sobre todo para la conservación de zumos o líquidos con partículas en suspensión. Para Guamis, es necesario que los consumidores reciban la mayor información posible sobre estas técnicas para evitar recelos. En este sentido, el experto destaca la necesidad de informar a los ciudadanos de que se trata de "fenómenos físicos que no implican ningún riesgo" para la salud humana.

"Dentro de unos años la industria alimentaria empleará las altas presiones o los pulsos eléctricos y magnéticos combinados con antimicrobianos naturales y los sistemas términos tradicionales, en función de las características de cada producto", asegura Pilar Cano, directora del Instituto del Frío del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). La experta asegura que estas técnicas se utilizarán en un futuro con toda normalidad.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones