Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La controversia de los transgénicos también está presente en Latinoamérica

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 22 enero de 2004
El debate que protagonizan la Unión Europea y EEUU sobre el uso de estos organismos también está presente en Latinoamérica, aunque en una escala menor. La OPS cita dos ejemplos clave, como son Argentina y Brasil. Argentina ha surgido como el segundo productor de alimentos genéticamente modificados más grande del mundo, no sólo de soja sino también de variedades de maíz autorizadas en la UE. Brasil, el segundo producto más grande de porotos de soja, se había negado hasta hace poco a autorizar cualquier variedad de cultivo genéticamente comercial.

A pesar de que la OPS reconoce que "la biotecnología puede ayudar al desarrollo de nuevos mercados, mejorando la calidad de los productos y creando nuevas tecnologías en cultivos", también es necesario tener en cuenta los motivos de preocupación públicos acerca de la inocuidad de estos alimentos. Para ayudar a tratar estas preocupaciones, la OPS está proporcionando asistencia técnica para ayudar a sus países miembros a que actualicen los sistemas existentes de inocuidad de alimentos para incorporar a los alimentos.

Según la organización, los acontecimientos en Latinoamérica indican que la biotecnología puede estar comenzando a ser más aceptada. Así, el año pasado Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Perú y Venezuela firmaron la Declaración de Cancún del Grupo de Países con Espíritus Afines, junto con China, India, Indonesia, Kenia y Sudáfrica. En esta declaración se destacó "la necesidad urgente de formar recursos humanos, crear capacidad institucional, así como formular un marco legal y políticas públicas para que los países puedan tomar parte activa en la nueva economía asociada con el uso de la diversidad biológica, los recursos genéticos y la biotecnología".

Muchos de los partidarios de los alimentos modificados genéticamente alegan que estos cultivos pueden cumplir una función esencial para paliar la hambruna mundial, que según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) afecta a más de 50 millones de personas.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones