Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La Denominación de Origen Sierra de Segura y los productores de aceite acuerdan tratamientos contra la mosca del olivo para mejorar la calidad del producto

La campaña del pasado año consiguió reducir los niveles de aceituna picada, lo que se tradujo en un mejor aceite de oliva

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 1 julio de 2010
Por segundo año consecutivo, el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Sierra de Segura y las almazaras y cooperativas de esta comarca jienense han llegado a un acuerdo para realizar los tratamientos integrados contra la plaga de la mosca del olivo. La iniciativa se lleva a cabo después del éxito alcanzado en la pasada campaña, cuando los tratamientos redujeron de forma considerable los niveles de aceituna picada, lo que redundó "en una mayor calidad del aceite de oliva y en más beneficios para los olivareros".

Una de las novedades de este año es el servicio, sin coste para el agricultor, de asesoramiento y visita a su olivar por parte de los técnicos del Consejo Regulador, explicó su secretario, Francisco Moreno. Este servicio sirve para que los olivareros "puedan resolver dudas sobre tratamientos a realizar, el estado de una determinada plaga en su propio olivar, técnicas de producción integrada y, en definitiva, tengan una mayor información sobre el estado de su explotación, todo de forma gratuita para el agricultor", indicó Moreno.

El Consejo Regulador pretende así que toda la extensión de olivar incluida en la Denominación de Origen Sierra de Segura se controle "a fin de evitar pérdidas en cantidad y calidad del aceite". También aspira a aumentar para las próximas campañas la proporción de aceite de oliva virgen extra apto para ser certificado con el sello de calidad de esta denominación.

"Los tratamientos individuales contra la mosca tienen una baja eficacia, pues de no hacerse de forma integrada con el mismo tratamiento en una gran extensión de terreno, la mosca presente en las parcelas vecinas que no se han tratado en los mismos plazos sigue su progreso y, en un plazo corto de tiempo, invade la parcela tratada", señaló Moreno.

La campaña que se realizó el año pasado por tierra y desde el aire tuvo lugar en los meses de agosto, septiembre y octubre y alcanzó un "notable éxito", ya que los tratamientos se realizan cuando son "estrictamente necesarios y siempre bajo el control de los técnicos del Consejo Regulador, con el consiguiente beneficio al medio ambiente y su sostenibilidad", afirmó el secretario.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones