Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La EFSA facilita asesoramiento sobre los riesgos para la salud de la leche caprina en relación con EEB

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: lunes 29 noviembre de 2004
Esta declaración es el resultado de un trabajo realizado por un grupo de investigación de Francia relativo a un posible caso de infección de encefalopatía espongiforme bovina (EEB) en una cabra. Por este motivo, la Comisión Europea ha solicitado consejo a la EFSA sobre la seguridad de la leche y la carne en lo relativo a EET en cabras y ovejas. Según los expertos, la leche caprina y sus productos derivados procedentes de animales sanos, e independientemente de su procedencia geográfica, es improbable que presenten riesgos de contagio por EET.

Los expertos recomiendan continuar con la práctica habitual de apartar a los animales con mastitis (inflamación de la ubre) o que presenten otras anormalidades en el tejido mamario como fuentes de obtención de leche, ya que esta medida ofrece garantías adicionales de eliminación de infecciones potenciales incluyendo la EET. Los expertos de la EFSA sostienen que será preciso obtener más datos de investigación científica para evaluar posibles riesgos asociados con el consumo de carne caprina, así como ser capaces de realizar una evaluación cuantitativa de carácter global sobre el riesgo asociado al consumo de leche y carne caprinas.

Tras el anuncio de un grupo de investigación en Francia sobre un caso sospecha de un posible caso de EEB en una cabra sacrificada en 2002, la EFSA ordenó de inmediato que se trabajara para actualizar las opiniones científicas anteriores sobre EET en pequeños rumiantes. El Grupo de Trabajo Científico sobre EEB/EET ha emitido una serie de consejos preliminares sobre la seguridad de la leche caprina y sus productos derivados en relación con posibles riesgos de EEB/EET. Dada la carencia de datos disponibles, los expertos fueron incapaces de facilitar consejos relacionados con la carne de cabra y otros productos en este momento.

Basándose en el conocimiento científico actual, los expertos han llegado a la conclusión de que la leche caprina y sus productos derivados presentan pocas posibilidades de suponer riesgos de contagio de EET, siempre que esta leche proceda de animales sanos. Estas conclusiones se aplican a todos los animales sanos, independientemente de su procedencia geográfica. Con objeto de reducir aún más el riesgo, los expertos recomiendan que se haga un mayor énfasis en la importancia de la práctica habitual de apartar del ordeño a aquellos animales que presenten inflamación de las ubres (mastitis) u otras anormalidades en las mismas.

Esto es importante, ya que la filtración de sangre potencialmente infectada a la leche puede ocurrir cuando la barrera entre sangre y leche no está presente o sólo es parcialmente eficaz, por ejemplo en caso de mastitis. En este sentido, la comunidad científica ha informado de que el análisis de ciertos parámetros de la leche (como recuentos de células somáticas) puede ser un indicador práctico y útil que proporcione garantías adicionales sobre la salubridad de la leche.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones