Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La FAO alerta de una posible amenaza internacional por la fiebre aftosa

La organización teme que se repita la epidemia transcontinental de 2000-2001, que se propagó a Sudáfrica, Reino Unido y Europa

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 1 mayo de 2010
La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha instado a un aumento de la vigilancia internacional frente a la fiebre aftosa, tras los recientes brotes detectados en Japón y Corea del Sur. Según informó el organismo, las "rigurosas" medidas de bioseguridad puestas en marcha en estos países se han visto desbordadas, "lo que apunta un reciente nivel de infección a gran escala en las zonas de origen de la enfermedad, muy probablemente en el Extremo Oriente", afirmó el jefe del Servicio Veterinario de la FAO, Juan Lubroth.

La FAO está preocupada porque los tres brotes registrados en Japón y Corea del Sur en los últimos cuatro meses, después de nueve años sin apenas casos, supongan una repetición de la "desastrosa epidemia transcontinental de fiebre aftosa de 2000-2001, que se propagó a Sudáfrica, Reino Unido y Europa tras incursiones precedentes en Japón y Corea del Sur", señaló Lubroth.

En Japón, las autoridades veterinarias confirmaron a principios de este mes un brote de tipo "O" del virus de la fiebre aftosa, el más común actualmente en Asia, en donde esta patología es endémica. Mientras que en Corea del Sur se ha detectado un caso más raro de tipo "A" en enero y otro de tipo "O" en abril. Hasta la fecha Japón ha tenido que sacrificar a 385 animales -búfalos, vacas y cerdos- en su respuesta inicial al brote, y la República de Corea ha eliminado a más de 3 500 animales -en su mayoría cerdos- en respuesta a los brotes.

El organismo explicó que todavía no se han identificado las rutas que ha seguido el virus, pero los biólogos afirman que es posible que la infección se originara en la cadena alimenticia, al ingerir los cerdos restos de carne infectada. "En estas circunstancias, debemos considerar que todos los países están en peligro, y sería bueno revisar las medidas preventivas y la capacidad de respuesta", advirtió Lubroth.

Entre las medidas aconsejadas por la FAO, figuran el fortalecimiento de la bioseguridad, lo que supondrá con probabilidad un nuevo análisis de las posibles rutas de entrada; medidas para intensificar el control de la enfermedad; un aumento de la sensibilización sobre la fiebre aftosa para ayudar a informar de los casos de forma temprana, y controles más rigurosos en puertos y aeropuertos.

La fiebre aftosa es una enfermedad muy contagiosa de animales con pezuñas, como vacas, ovejas, cabras y cerdos, que provoca fiebre alta y lesiones en la boca y las patas del ganado. La patología no afecta a los seres humanos.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones