Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La FAO asegura que los controles de la EEB son insuficientes en algunos países

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 13 enero de 2004
Según la FAO, en muchos países los controles de la EEB no se aplican de forma adecuada, lo que eleva el riesgo de que aparezcan materiales infectados debido al comercio mundial de piensos y productos animales. Así, ningún país puede proclamar que está a salvo de la EEB, a menos que esta declaración no esté refrendada por métodos de muestreo reconocidos internacionalmente.

Para ello, la FAO insta a los gobiernos y a las industrias a llevar a cabo una adecuada evaluación de los riesgos, a mantener a los animales y materiales potencialmente peligrosos fuera de la cadena de alimentación y a aplicar determinadas medidas preventivas. Algunas de ellas incluyen la prohibición de la alimentación de los animales con harinas cárnicas; evitar la contaminación cruzada en fábricas de piensos; eliminar y destruir todos los materiales específicamente peligrosos en las reses de más de 30 meses.

Además, debe garantizarse la seguridad de las técnicas de la industria de procesado de desechos animales, sometiendo el material a un tratamiento de 133ºC bajo 3 barras de presión durante 20 minutos; aplicar medidas de vigilancia activa de las enfermedades de la cabaña ganadera y prohibir el uso de carne eliminada con medios mecánicos. Con estas medidas, la FAO asegura que la posibilidad de que sustancias afectadas por la EEB se encuentren en la cadena de alimentación es muy baja.

Por su parte, la Oficina Internacional de Epizootias (OIE) recomienda que se efectúen pruebas sobre las reses que muestren síntomas de EEB, y la inspección de un animal de cada 10.000 hasta un máximo de un animal de cada 100.000 de la cabaña ganadera que superen los 30 meses. En este sentido, la FAO asegura que el control de todo el ganado de matanza que supere los 30 meses es una medida que potencia la confianza de los consumidores.

La UE ha inspeccionado a más de 9 millones de animales en 2002/2003. Francia y Alemania han controlado de uno a tres millones de animales; Suiza a 170.000 y Japón prácticamente a todas sus cabezas de ganado (500.000). Para ayudar a los países a efectuar controles más estrictos, la FAO ha puesto en marcha una serie de proyectos de formación en diversos países y facilita además la cooperación entre Suiza, que ha resuelto satisfactoriamente la crisis de EEB, y los países del Este europeo, África y América Latina.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones