Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La FAO busca prácticas agrarias con poco impacto sobre el suelo

La agricultura de conservación se presenta como prometedora para la producción de alimentos en África

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 4 octubre de 2005
• La reunión tiene por objetivo examinar los resultados de las experiencias recientes en África y otras partes del mundo y promover el debate entre los responsables a nivel de gobierno, asociaciones de campesinos, la sociedad civil, los organismos internacionales y los donantes.

Al contrario de las métodos de producción agrícolas convencionales, la agricultura de conservación afecta al suelo en la menor medida posible. En lugar de arar, los campesinos plantan sus semillas directamente sobre la tierra, que conserva su capa superficial.

«Gracias a la agricultura de conservación, los campesinos pueden producir más alimentos de forma sostenible, dedicando menos tiempo a la preparación del terreno, con menor consumo de combustible para la maquinaria y menor uso de productos químicos», aseguró Shivaji Pandey, responsable de la Dirección de sistemas de Apoyo a la Agricultura de la FAO. «Así se contribuye de forma directa a la lucha contra el hambre y la pobreza», añadió.

Los sistemas tradicionales de cultivo en África a menudo empobrecen el terreno: el cavar de forma intensiva con azadones y el arar daña la estructura del suelo, reduce su capacidad para retener la humedad y favorece la erosión por el viento y el agua. El agua no puede empapar el terreno y corre arrastrando la capa de tierra arable y sus nutrientes.

La agricultura de conservación ha empezado a extenderse por África y está siendo adoptada en países como Burkina Faso, Camerún, Chad, Eritrea, Ghana, Kenya, Lesotho, Madagascar, Malí, Mozambique, Sudáfica, Swazilandia, Tanzania, Uganda y Zambia. Muchos campesinos han doblado o incluso triplicado sus cosechas.

En Kenya y Tanzania la FAO está desarrollando un proyecto de agricultura de conservación con pequeños agricultores en ocho provincias, financiado por Alemania. En Zambia, la agricultura de conservación ha ayudado a familias vulnerables a sobreponerse a la sequía y las enfermedades animales, y es practicada ahora por más de 200.000 campesinos. Durante la sequía de 2000/01, los agricultores que utilizaron esta técnica lograron sacar adelante una cosecha, mientras que los que siguieron las técnicas tradicionales no obtuvieron nada. En Ghana, más de 350 000 campesinos se han pasado ya a la agricultura de conservación.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones