Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La industria alimentaria adapta las condiciones normativas de etiquetado relativo a alérgenos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 29 julio de 2005
Con el fin de lograr una mejor protección de la salud de los consumidores y garantizar su derecho a la información, recientemente se ha modificado la normativa de la Unión Europea. Las etiquetas de los alimentos deben indicar la presencia de los ingredientes clasificados como posibles alérgenos. A principios de este año, un grupo de trabajo de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, en sus siglas inglesas) afirmó, defendiendo la nueva normativa, que existen numerosas pruebas que justifican la mención obligatoria de los alérgenos alimentarios más comunes y sus derivados en las etiquetas de los alimentos.

La nueva Directiva 2003/89/CE de la UE, por la que se modifica la Directiva 2000/13/CE en lo que respecta a la indicación de los ingredientes presentes en los productos alimenticios, exige que los fabricantes indiquen la presencia de doce grupos posibles alérgenos, si se emplean como ingredientes en alimentos preenvasados, como las bebidas alcohólicas, independientemente de la cantidad en que se utilicen.

Estos alérgenos son los cereales que contienen gluten, el pescado, los crustáceos, los huevos, los cacahuetes, la soja, la leche y sus derivados incluida la lactosa, los frutos de cáscara, el apio, la mostaza, los granos de sésamo y los sulfitos. Estos alérgenos son responsables de más del 90% de las reacciones alérgicas.

En cuanto a los detalles prácticos de los cambios, no se aceptarán excepciones en el etiquetado en lo que respecta a los alérgenos. En particular, los ingredientes derivados de una sustancia presente en la lista de ingredientes alergénicos deberán figurar en principio como tales, por ejemplo, las lecitinas (derivadas de la soja). Con el fin de elaborar una lista de derivados de ingredientes alergénicos cuya indicación no será obligatoria indicar, la Comisión Europea ha pedido a la EFSA que evalúe determinadas solicitudes.

La EFSA tiene previsto ofrecer, en los próximos meses, asesoramiento científico sobre la probabilidad de que el consumo de estos derivados provoque reacciones adversas en personas hipersensibles. Según los dictámenes publicados hasta la fecha, entre las sustancias que probablemente queden exentas se encuentran los siropes de glucosa hechos a base de trigo, el aceite de soja refinado, varios productos extraídos de frutos de cáscara y las materias proteicas utilizadas en la clarificación del vino.

Los fabricantes tienen hasta el 25 de noviembre de 2005 para garantizar que sus etiquetas cumplan plenamente las normas, informa el Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (Eufic).

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones