Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La marea negra se acerca a nuevas zonas de la franja litoral de la costa gallega

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 24 diciembre de 2002
Entre la zona de Doñinos y Estaca de Bares ya se han encontrado manchas de fuel que se acercan a la costa. Durante la jornada de ayer se retiraron en esta zona unas cinco toneladas de fuel a cuatro millas del litoral, cuya recogida es especialmente dificultosa por las condiciones meteorológicas que azotan las aguas de esta zona y que provocan unas olas de seis metros y vientos de hasta 90 kilómetros.

Esta nueva mancha afecta también a la zona cantábrica. En Asturias se han localizado tres manchas de entre 100 y 800 metros cerca de la costa, concretamente a una milla del cabo Peñas y otra a unos 300 metros de la playa de Buelna, en Llanes. Las últimas noticias aseguran que la marea negra se dirige hacia la zona oriental del Cantábrico, algo que ha puesta en estado de alerta a las autoridades francesas.


Abastecimiento acuícola

Mientras numerosos pescadores y mariscadores continúan sin poder faenar en aguas gallegas, las piscifactorías se mantienen intactas a la catástrofe y mantienen sus ventas en el mercado. Los productores de rodaballos aseguran que no han notado un descenso de las ventas, asegura Enrique Llano, presidente de la Asociación de Productores de Rodaballo de Galicia.

En lo que va de año, las instalaciones acuícolas gallegas han producido unas 3.500 toneladas de rodaballo, algo que parece que se consolidará en los próximos años según manifiesta Llano, que asegura que "la tendencia es consolidar un producto de calidad y aportar más seguridad en el consumo", informa La Voz de Galicia. Otros productos cultivados en piscifactorías son la dorada, la lubina, las almejas y otras.

Por otra parte, la Asociación Empresarial de Productos de Cultivos Marinos (Apromar) asegura un control de las quince instalaciones repartidas en el litoral gallego, aunque existe cierto temor a la marea negra. Ricardo Laporte, portavoz de Apromar, asegura que la cría de rodaballo y otras especies se realiza en instalaciones de tierra, con unas tomas constantes de agua marina a 17 metros de profundidad, lo que garantiza la seguridad en el cultivo.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones