Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La OMS pide a los gobiernos que refuercen su control sobre la calidad del agua

Cree que estas medidas podrían generar significativas mejoras de salud pública

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 5 julio de 2011
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado en la Semana Internacional del Agua, que se celebra desde el 5 de julio y hasta el próximo día 8 en Singapur, la cuarta edición de sus guías sobre la calidad del agua potable. En ellas pide a los gobiernos reforzar su control sobre la calidad del agua con planes de seguridad que podrían generar significativas y sostenibles mejoras de salud pública.

Dos millones de personas mueren cada año a causa de enfermedades trasmitidas por el agua y muchos más sufren este tipo de patologías, en su mayoría, niños menores de cinco años. La mayoría de estas enfermedades son prevenibles con mejoras en salud pública, recuerda la OMS. Las guías de la organización, consideradas a escala mundial como el marco de trabajo más autorizado sobre calidad del agua potable y base para leyes nacionales, obligan a los abastecedores de agua a analizar sistemáticamente el potencial riesgo de contaminantes en el agua y a poner en marcha medidas basadas en los descubrimientos.

Para subrayar los retos comunes sobre seguridad en el consumo de agua potable, las guías ofrecen nuevas soluciones. Por primera vez, incluyen recomendaciones globales sobre buenas prácticas a todos los niveles, desde la recogida de agua de lluvia en las casas y su correcto almacenamiento hasta consejos sobre política de abastecimiento de grandes cantidades de agua y sus implicaciones sobre el cambio climático. Estos documentos cuentan también con recomendaciones sobre la seguridad en el consumo de agua, los riesgos microbiales, que son la principal preocupación tanto en países desarrollados como en desarrollo, o el cambio climático, que impacta en la temperatura del agua y los patrones de lluvia, lo que tiene implicaciones en la calidad del agua o en su escasez.

Las guías recogen cientos de valoraciones de riesgos en peligros específicos para la salud relacionados con el agua, actualizados en base a las últimas evidencias científicas. Por primera vez, estos documentos incluyen una guía específica sobre contaminantes emergentes en el agua potable que podrían ser motivo de preocupación.

"Los países tienen una oportunidad para realizar sustanciales progresos en salud pública mediante la fijación y aplicación de estándares efectivos y apropiados para asegurar la seguridad del agua", aseguró la directora de Salud Pública y Medio Ambiente de la OMS, Maria Neira. "Cambiar a una aproximación basada en la prevención primaria es más efectivo, menos costoso y proporciona la flexibilidad necesaria para manejar las nuevas presiones que amenazan la seguridad del agua, entre ellas el cambio climático, el crecimiento poblacional y la urbanización", añadió.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones