Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La UE presenta un informe sobre las medidas nacionales destinadas a garantizar la coexistencia de cultivos transgénicos y convencionales

Según el informe, no parece justificado elaborar una normativa comunitaria debido a la limitada experiencia de la UE en materia de cultivos MG

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 14 marzo de 2006
La Comisión Europea, que tiene previsto presentar en 2008 un informe sobre los avances sobre la elaboración y aplicación de las medidas nacionales de coexistencia, asegura que la experiencia que se tiene en el cultivo de productos MG sigue siendo muy escasa. El cultivo comercial se ha limitado hasta ahora a dos tipos de maíz MG. En España, el cultivo de este tipo de maíz ocupó 58.000 hectáreas en 2004, lo cual representa el 12% de la producción total de maíz de ese Estado miembro.

En otros Estados miembros el cultivo se limita a unos pocos centenares de hectáreas. En España se viene cultivando maíz MG desde 1998 en el marco de un código de buenas prácticas no vinculante. El 23 de julio de 2003 la Comisión adoptó una Recomendación relativa a las directrices para la elaboración de estrategias y mejores prácticas nacionales a fin de ayudar a los Estados miembros a preparar estrategias nacionales, legislativas o de otro tipo, en relación con la coexistencia.

La mayoría de los Estados miembros no ha terminado aún de elaborar sus estrategias nacionales y, a finales de 2005, habían adoptado legislación específica sobre coexistencia cuatro de ellos (Alemania, Dinamarca, Portugal y seis Estados federados austríacos). Aún tienen que elaborarse y llevarse a la práctica programas de seguimiento para verificar la eficacia y la viabilidad económica de las medidas adoptadas.

Mayor protección

Las medidas de coexistencia tienen como objetivo proteger a los agricultores no dedicados a los cultivos MG de las posibles consecuencias económicas de la mezcla accidental de los cultivos con OMG. La Recomendación de la Comisión señala que las medidas de coexistencia no deben superar los límites necesarios para garantizar que los restos accidentales de OMG en productos no MG se mantengan por debajo de los umbrales de etiquetado fijados en la legislación comunitaria a fin de evitar toda carga innecesaria para los agentes afectados. Las medidas deben basarse en criterios científicos, ser proporcionadas y no prohibir en general el cultivo de productos MG.

La mayoría de los Estados miembros ha basado su estrategia en medidas de gestión aplicables en cada explotación o en coordinación entre explotaciones vecinas. La aplicación de las medidas de segregación incumbe por lo general a los cultivadores de productos MG. Dada la gran diversidad de la agricultura en la UE, las medidas de coexistencia deben adaptarse a las condiciones locales y a los tipos de cultivo y es preciso garantizar el mayor grado de flexibilidad posible a los Estados miembros para que elaboren sus estrategias nacionales.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones