Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La Universidad de Jaén trabaja en el diseño de un kit para predecir infecciones del olivo

En la actualidad, se carece de métodos de detección precoz de la verticilosis, una enfermedad que provoca la pérdida de muchos olivos

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: sábado 4 junio de 2011
Investigadores de la Universidad de Jaén (UJA) trabajan en el diseño de un kit de diagnóstico que permitirá conocer con antelación los cambios en un olivo infectado por V. Dahliae, responsable de la verticilosis del olivo, y por P. megasperma, que provoca síntomas parecidos, pero de pronóstico y manejo muy diferente. Esta herramienta alertará del desarrollo de síntomas o en momentos en que la infección esté latente, informó Andalucía Innova.

El olivar andaluz y de otras zonas de la cuenca mediterránea sufre cada año la pérdida de un número considerable de árboles por enfermedades producidas por patógenos del suelo como son Verticillium dahliae y algunas especies del género oomiceto Phytophthora. En la actualidad, no hay métodos de detección precoz de estas enfermedades y, una vez que se manifiestan, determinar cuál ha sido el agente infeccioso es demasiado complejo como para que en la práctica se utilice de forma rutinaria. La ausencia de un diagnóstico exacto impide la correcta evaluación de las causas y la toma adecuada de decisiones sobre el control de dichas enfermedades, explicó Andalucía Innova. El proyecto de la UJA quiere cubrir esta laguna.

"Es difícil para los viveristas garantizar que las plantas que suministran están realmente libres de patógenos, especialmente en el caso de V. dahliae", señala el investigador principal del proyecto, Francisco Luque. Esto se debe a que los métodos diagnósticos que existen necesitan de laboratorios muy especializados, "son caros y no garantizan la detección precoz de la enfermedad, por lo que plantas aparentemente sanas, pero infectadas, pueden distribuirse y contribuir a la dispersión de la enfermedad".

Los métodos están basados en la identificación del patógeno en medios de cultivo o en procedimientos moleculares basados en distintos protocolos de la técnica de la reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Sin embargo, para Luque, "hay limitaciones", como el hecho de que en las épocas en las que el hongo no es activo, como son el verano y el invierno, "suelen dar falsos negativos".

Los investigadores de la UJA realizarán un estudio transcriptómico dirigido a conocer cómo se afecta el perfil de expresión génica del olivo durante la infección por V. Dahliae y por P. megasperma, tras compararlo con los cambios ocurridos como consecuencia de la acción de determinados agentes abióticos. En el desarrollo y posterior fabricación del kit de diagnóstico participará la empresa Biomedal.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones