Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La Universidad Politécnica de Valencia desarrolla un dispositivo que garantiza la conservación y la calidad de los alimentos

El procedimiento se basa en el uso de temperaturas y presiones bajas

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: jueves 2 febrero de 2012
Un equipo de investigadores del Grupo de Análisis y Simulación de Procesos Agroalimentarios (ASPA) de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) ha desarrollado un dispositivo que elimina microorganismos en alimentos, lo que permite garantizar su conservación y mantener, al mismo tiempo, los niveles de calidad. La UPV destaca que hasta el momento han probado "con éxito" su aplicación en zumos de fruta, en concreto, manzana y naranja, aunque también podría aplicarse a lácteos, mermeladas y cervezas, entre otros alimentos.

El sistema ideado por el Grupo ASPA, y patentado por la UPV, combina ultrasonidos y fluidos supercríticos, y emplea CO2 en estado supercrítico, estado que se alcanza cuando se supera la presión y la temperatura crítica para este compuesto. El procedimiento se basa en el uso de bajas temperaturas (35ºC en las pruebas que se han desarrollado), "lo que redunda en una mayor calidad organoléptica y nutricional, y de bajas presiones, lo que reduce significativamente los costes y tiempo de operación", explicó el investigador del Grupo ASPA de la UPV, José Javier Benedito.

El proceso consiste en introducir el alimento en una atmósfera de dióxido de carbono en estado supercrítico. Bajo estas condiciones y mediante la utilización de ultrasonidos, se somete el alimento a un campo acústico de alta intensidad para inactivar los microorganismos.La UPV señala que los investigadores del Grupo ASPA validaron la eficacia de este novedoso sistema con diferentes pruebas de inactivación sobre dos microorganismos: la bacteria E. coli y la levadura S. cerevisiae. Las pruebas se hicieron con diferentes muestras de zumo de manzana y de naranja, y un medio enriquecido específicamente para cada cepa. "Tras las pruebas, se observó que el tiempo de proceso se reducía de manera drástica en las dos bacterias", destaca la institución académica.

Los responsables del proyecto consideran que la tecnología desarrollada, una vez implementada en la industria, "permitiría obtener productos de alta calidad y con tiempos de proceso cortos, lo que aseguraría la rentabilidad del tratamiento".

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones