Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

La utilización de una cubierta vegetal y diferentes dosis de riego ayuda a controlar la calidad de la vid

Aunque disminuye la productividad y vigor, mejoran los parámetros cualitativos en mosto y vino

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 16 marzo de 2010

La prueba se llevó a cabo durante 2008 en una parcela de Rioja Alavesa perteneciente a la Denominación de Origen Calificada Rioja. El ensayo estudió cómo diferentes prácticas de manejo afectaban a la producción, al vigor y calidad de la uva y el vino obtenidos. Se identificaron dos tipos de suelo característicos de Rioja Alavesa: un suelo en pendiente con una profundidad media de 70 centímetros y muy expuesto a erosión, y un suelo en vaguada con una profundidad media de 150 centímetros. Se probaron diferentes dosis de riego y dos mantenimientos de suelo: laboreo convencional e implantación de una cubierta vegetal temporal. El laboreo consistió en cinco pases anuales de maquinaria para limpieza de hierbas adventicias y aireación de suelo, mientras que la cubierta estuvo formada por un cultivo de cebada en las calles del viñedo, de forma que compita con la viña y proteja el suelo frente a la erosión.

NEIKER-Tecnalia realizó un seguimiento en profundidad del cultivo, para lo que se midió el peso de madera de poda (relacionado con el vigor), la producción y el peso de la baya. Además, se tomaron medidas de diámetro total del pámpano y del potencial hídrico del tallo al mediodía solar, para observar el crecimiento y el estado hídrico del cultivo. También se analizaron parámetros de calidad en mosto, como el grado probable de alcohol, acidez total, ácido málico, ácido tartárico y pH, así como parámetros de calidad relacionados ya en el vino (intensidad colorante, índice de polifenoles totales, antocianos y potasio).

El tratamiento de vaguada con laboreo y sin riego presentó los mayores valores de vigor, producción y peso de baya, y menores valores en grado probable y pH. Además obtuvo los niveles más bajos en los parámetros de calidad en vino, entre los que destacó el índice de polifenoles totales. Por contra, el tratamiento de pendiente con cubierta vegetal y riego ofrecía los valores más altos en cuanto a parámetros de calidad del vino y los más bajos en productividad. Se apreció también durante todo el ciclo del cultivo más humedad en la zona de vaguada que en la zona de pendiente.

Se concluyó así que un suelo con un menor potencial cualitativo como es el suelo de vaguada puede producir uva de similar calidad que la zona de suelos de pendiente, que en principio produce uvas de mayor calidad. Por tanto, la introducción de cubiertas vegetales puede llevar a un mejor control productivo y a una homogeneización de la calidad, un resultado que puede ser de interés para el viticultor con el fin de lograr una mejor planificación y gestión de sus parcelas de cultivo. El empleo de una cubierta vegetal puede ser una herramienta que disminuye la disponibilidad de agua de la viña y, además, reduce el riesgo de erosión inherente a los suelos en pendiente.

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones