Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

Las autoridades chinas estiman que son más de 6.000 los niños afectados por la leche materna contaminada

La prensa dice que se ha descubierto melamina en el 20% de las firmas del país que producen leche en polvo para bebés

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: martes 16 septiembre de 2008
Img biberona
Imagen: kiknok
Las autoridades de Pekín han presentado nuevos datos sobre el escándalo de la leche en polvo materna contaminada de melamina, una resina que se emplea para fabricar muebles. Hasta el momento han muerto tres niños y 6.244 presentan daños de diversa consideración.

En concreto, 158 bebés sufren graves deficiencias renales por el consumo de leche, que les ha causado piedras en el riñón, algo muy raro en niños pequeños. Hay además otros 1.327 ingresados en el hospital y 4.000 tienen afecciones leves. Los tres fallecidos -dos en la región de Gansu (noroeste de China) y otro en la de Zhejiang (este)- presentaban importantes problemas renales provocados por la melamina, empleada para dar consistencia a la leche. La mayoría de las intoxicaciones se han registrado en las provincias de Hebei (norte), Jiangsu (este) y Gansu.

El diario oficial "China Daily" afirma que los inspectores han descubierto ahora productos adulterados con melamina en el 20% de las firmas del país que producen leche en polvo para bebés, de ahí que haya crecido la estimación de afectados.

Detenidos los responsables

Las investigaciones realizadas hasta el momento dan cuenta de que se trata de una contaminación deliberada

La policía afirma haber detenido ya a los dos principales responsables del caso, los hermanos Geng, que poseen una central lechera desde mayo de 2004 en la provincia septentrional de Hebei, donde tiene su sede la productora láctea Sanlu, cuya leche han tomado los niños afectados. En este escándalo, que vuelve a suscitar la preocupación en los consumidores chinos tras unos meses sin alertas sanitarias por productos adulterados, hasta el momento han sido detenidas 21 personas relacionadas con Sanlu.

Las primeras pesquisas a escala nacional hacían dudar en un principio si la contaminación deliberada se produjo en las centrales lecheras como las de Geng o en las granjas de carácter familiar (más de 60.000) que les abastecían, aunque ayer el principal responsable de seguridad alimentaria, Li Changjiang, ya apuntó al primero de los supuestos. Según los responsables sanitarios del país, la leche contaminada se habría vendido en China, y una pequeña cantidad a Taiwán para tratamiento alimentario.

La causa

La melamina, un compuesto cristalino utilizado habitualmente en plásticos, pudo ser añadida a la leche con el fin de engañar a los compradores de la marca, ya que da mayor consistencia a los líquidos. Esta sustancia ya estuvo implicada en un escándalo el año pasado, cuando dos empresas chinas exportaron ilegalmente gluten de trigo y proteína de arroz contaminados con melamina que causó la muerte de mascotas en EE.UU.

Img
Imagen: Yucel Tellici
En el caso de la leche, al ser una sustancia rica en nitrógeno, puede "engañar" a los detectores del nivel de proteínas de la leche. Al ser ingerida, la melamina ha podido haber causado graves problemas en el tracto urinario de los bebés y la formación de piedras en el riñón, algo muy extraño en niños de tan corta edad.

Este escándalo se produce después de que en 2007 Pekín prometiera extremar los controles de seguridad en la producción nacional, a raíz de la oleada de casos de alimentos y medicinas. Sin embargo, se trata de una contaminación que, por lo visto, Sanlu detectó en agosto y no lo hizo público. En 2004, otro caso de leche contaminada causó la muerte de 13 niños y afectó a otros 171. En este escándalo se vieron implicadas 40 pequeñas compañías lácteas del país asiático.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones